Dada la situación que ha generado la propagación de la COVID-19, y tras la reunión por videoconferencia del pasado jueves, la comisión gestora de las Pruebas de Acceso a la Universidad ha acordado la realización de las pruebas en institutos y centros de bachillerato. En este sentido, se asegura que es la opción más segura para minimizar los contagios. Toda la información se puede consultar en el siguiente enlace: Consultar información aquí.

Ante la propuesta de la consellera de Universidades, Carolina Pascual, la comisión gestora ha ratificado el cambio de ubicación, ya que los criterios sanitarios así lo aconsejan y. de este modo, se evitan situaciones de aglomeración o de transporte masivo de personas.

Además, ha acordado conformar grupos de trabajo para la coordinación entre las diferentes conselleries de Universidades, Educación, Justicia y Sanidad y de las universidades, los institutos públicos y los centros concertados y privados, ya que estos también acogerán las pruebas de su alumnado.

La consellera ha querido destacar “la labor de todos los miembros de la Comisión Gestora de las PAU. que han sabido reaccionar con rapidez y excelencia a esta situación extraordinaria y han trabajado sin descanso en la coordinación y contenido de las pruebas”. “Su trabajo continúa y, gracias a ellos, los exámenes se realizarán con todas las garantías para el alumnado y con muchísima más flexibilidad”, ha indicado.

Además de la coordinación de las pruebas o la aprobación de fechas, la comisión gestora también ha aprobado esta semana los modelos de examen, que este año y siguiendo las indicaciones del ministerio aumentan considerablemente la optatividad, ya que el alumnado tendrá más preguntas y más flexibilidad para elegir aquellas que contesta. Toda la información está disponible en el siguiente enlace: consultar aquí.

El Consell destina 3,1 millones de euros para la contratación de 14.000 tabletas y 700 roteres para garantizar el acceso a la educación a distancia

Por otra parte, el Consell ha dado el visto bueno a la contratación de emergencia de dispositivos como tabletas y router con conectividad, por ,3,1 millones de euros, para garantizar el acceso a la educación a distancia durante el periodo en el que persista la suspensión de la actividad educativa presencial como consecuencia del estado de alarma.

La vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, ha explicado, en el transcurso de la rueda de prensa tras la reunión semanal del Gobierno valenciano, que esta iniciativa está destinada “a las familias con menos recursos que no disponen de los medios necesarios para que sus hijos e hijas tengan acceso a los contenidos formativos”.

A su vez, dentro de las medidas acordadas por el Consell para hacer frente a la crisis sociosanitaria provocada por la COVID-19, el Gobierno valenciano ha aprobado también la contratación de emergencia, por cerca de 120.000 euros, del servicio de consultoría para la puesta en marcha de una oficina técnica de financiación y fondos europeos.

Oltra ha explicado que se trata de “la puesta en marcha de una estructura de gestión y solicitud de ayudas europeas que aglutine todas las ayudas dirigidas a paliar el impacto provocado por esta pandemia y susceptibles de ser cofinanciadas con fondos europeos”.

El objetivo es, por tanto, según ha indicado la vicepresidenta, que este servicio permita “la gestión ágil de una gran cantidad de ayudas en poco tiempo” y facilite su solicitud “por parte de los beneficiarios, de acuerdo a los formularios de gestión simplificada”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia