(EFE)  Cuatro españoles que iban a ser repatriados por el covid-19 han fallecido al estrellarse este sábado la avioneta en la que viajaban en la región amazónica de Beni, en Bolivia.

El accidente ocurrió en esa zona amazónica durante un vuelo humanitario que transportaba a los españoles “para repatriación”, según la Fuerza Aérea Boliviana (FAB). Uno de los españoles fallecidos era una cooperante de Psicólogos Sin Fronteras en Valencia, Alba A. F

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha lamentado este domingo la muerte de la cooperante valenciana Alba Aparicio, de 22 años, en dicho accidente y ha destacado su “ejemplo de solidaridad y lucha por las personas más desfavorecidas”

Antes de empezar su comparecencia tras la reunión mantenida con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el resto de responsables autonómicos, Puig ha expresado su “profunda tristeza” y sus condolencias a la familia de la joven cooperante de Psicólogos Sin Fronteras.

El president ha recordado que con solo 22 años “estaba haciendo una labor admirable de ayuda a otras mujeres para la prevención de la violencia de género”.

“Con solo 22 años, y la carrera de Psicología recién acaba, nos deja Alba, pero también deja entre nosotros un ejemplo de solidaridad y lucha por las personas más desfavorecidas”, ha subrayado Puig, quien ha concluido diciendo: “que su luz y su bondad nos ilumine a todos”.

Alba se encontraba en este país desde hacía 7 meses trabajando en un proyecto de atención a mujeres víctimas de violencia de género en la ciudad de Trinidad.

En un comunicado, la ONG Psicólogos Sin Fronteras, a la que pertenecía la fallecida, ha expresado sus condolencias a los familiares y amigos de Alba.

“Nos consta el gran afecto que se ganó entre nuestras compañeras de Psicólogos sin Fronteras-Beni, así como el de todas las mujeres a las que pudo prestar su apoyo para que salieran de relaciones de violencia. Ellas también se encuentran muy afectadas por la pérdida de Alba”.

“Nos embarga el dolor y la tristeza por nuestra compañera. Una persona comprometida con la ayuda a las y los demás, y con dar su apoyo a quienes están en mayor vulnerabilidad. Queremos extender nuestro abrazo a la familia de Alba y a todas las personas que la querían”, según el referido comunicado.

Alba iba junto al resto de fallecidos, otros tres españoles y dos tripulantes bolivianos.

Los otros españoles fallecidos son Francisco José G.G., su esposa Deliz S.V. y Yandira O.V., estas dos últimas bolivianas nacionalizadas españolas, mientras que los bolivianos que perdieron la vida son el capitán Fabio Daniel J.L. y el teniente Richard Anderson C.B. de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), que tripulaban la avioneta.

La aeronave Beechcraff Baron B-55 se estrelló ayer hacia las 13:42 hora local (17:42 GMT) y la FAB investiga las causas del accidente.

El próximo miércoles está previsto un vuelo entre Santa Cruz, que tiene en Viru Viru el principal aeropuerto boliviano, y Madrid para repatriar a españoles varados en Bolivia, de forma excepcional por motivos humanitarios puesto que el espacio aéreo en Bolivia está cerrado por las restricciones en el país dentro de la emergencia por COVID19.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia