El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha reclamado este martes “discriminación positiva y flexibilidad” para garantizar la seguridad del sector turístico de la Comunitat Valenciana y, para ello, ha considerado, “es imprescindible una garantía europea que armonice la credibilidad sanitaria”.

Así mismo, el jefe del Ejecutivo valenciano ha defendido, en su intervención en el ‘Foro Alicante’ , la necesidad de articular “con celeridad” y “desde la concertación con los representantes del sector” un plan específico, pues “están en juego cientos de miles de empleos y el progreso de nuestra sociedad.

El máximo responsable del Consell ha propuesto para el sector, que en la Comunitat Valenciana representa el 16% del PIB y llega al 24% en la provincia de Alicante, “una iniciativa turística española que sume incentivos desde una visión estratégica”.

Además del reto de la gestión del área del turismo, otro de los desafíos para la post-crisis de la pandemia de COVID-19 apuntados por Ximo Puig en su conferencia se ha centrado en el ámbito laboral y empresarial. En este sentido, ha señalado la necesidad de evitar que los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) se conviertan en expedientes de regulación de empleo (ERE). “Para ello -ha indicado- debemos ayudar a las empresas con toda la financiación posible y todas las facilidades administrativas de las que seamos capaces, siempre en el marco del diálogo social”.

El máximo responsable del Consell también ha tenido palabras de reconocimiento para empresarios y autónomos que “han demostrado estar a la altura del momento” con el ofrecimiento de hoteles y medios de transporte o la reconversión de su producción en material sociosanitario. “Las empresas no solo crean riqueza y empleo; crean lazos que unen a una sociedad”, ha aseverado Puig.

El president de la Generalitat también ha reflexionado acerca de “la ventaja de contar con un sector primario” que ha podido abastecer a la sociedad “y una cadena alimentaria que ha respondido correctamente” y, por ello, ha instado a concienciarse de la importancia estratégica del futuro agroalimentario valenciano.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha expuesto también la necesidad de un plan de reactivación económica “ambicioso” y “potente”, para “desde la colaboración público-privada”, se consiga “la creación de empleo” estable y digno.

Otro reto remarcado por el president Puig ha sido la importancia de defender el proyecto europeo, fortalecer “la esencia política de la Unión” y propiciar “una mayor adhesión ciudadana” en el momento de “convulsión socioeconómica” que comportará la pandemia de coronavirus.

Puig ha recordado en su exposición como otro de los retos la necesidad de “preservar la salud democrática”, asumir con “responsabilidad y conciencia” este “momento histórico” y mostrar “una actitud constructiva”, “de escucha permanente” y “de búsqueda de consensos desde los gobiernos” para “avanzar sin quebrar la convivencia”.

Finalmente, el jefe del Ejecutivo valenciano, quien ha recordado la importancia de continuar “luchas en curso” como el feminismo, la sostenibilidad frente a la emergencia climática o el fomento de la diversidad multicultural, se ha referido a la ciencia, la innovación y la investigación, para las que ha reclamado “la atención necesaria de las administraciones” por “decencia” e “inteligencia.

El president de la Generalitat ha realizado un bosquejo de las lecciones que, en su opinión, ha dejado la pandemia y, entre ellas, ha destacado la necesidad de contar con “unos servicios públicos fuertes y con capacidad de previsión y reacción rápida frente a cualquier adversidad”. “Necesitamos un sistema sanitario de calidad; es cuestión de vida o muerte”, ha declarado.

Otra de las enseñanzas mencionada por el jefe del Ejecutivo valenciano ha sido la de la responsabilidad compartida, “ni los gobiernos solos, ni los ciudadanos y los agentes sociales en solitario, podemos superar las grandes adversidades. La corresponsabilidad ha sido el gran éxito de la respuesta colectiva en esta pandemia”, ha argumentado.

Además, ante situaciones de crisis como la experimentada, el máximo resposable del Consell ha recordado lecciones aprendidas como la necesidad de no depender exclusivamente de las importaciones y de un único mercado en cuestiones estratégicas “para nuestra seguridad sanitaria o alimentaria”; la importancia de fortalecer la Formación Profesional para disponer de “profesionales fundamentales e insustituibles para el engranaje del sistema”, o la imposibilidad de “tolerar ningún negacionismo, ni siquiera un mínimo relativismo, ante la emergencia climática”.

Arcadi España aboga por la creación de reservas estratégicas de material sanitario para garantizar el suministro de forma permanente

Por su parte, el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, ha destacado la necesidad de crear reservas estratégicas de material sanitario para adaptarnos a la nueva realidad tras la pandemia sufrida por la COVID-19, que permitiría disponer de existencias de material sanitario de forma permanente y que se utilizaría en caso de crisis, como ya sucede en otros países.

Así lo ha manifestado el conseller en el seminario web gratuito ‘Transporte y logística en tiempos de COVID-19’, organizado por la Cátedra Transporte y Sociedad, en el que también han participado el presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo; el comisionado del Corredor Mediterráneo, Josep Vicent Boira; la representante de CEO Walter’s Dones Pepa Torres; la directora comercial de TIBA, Belén Carratalá, y la eurodiputada del grupo Socialistas y Demócratas Inmaculada Rodríguez Piñeiro. El seminario ha estado moderado por el director de la Cátedra Transporte y Sociedad, Tomás Ruiz.

En su intervención, Arcadi España, ha partido del hecho de que, durante la pandemia, la reducción del movimiento de bienes y personas ha puesto a prueba las cadenas tradicionales de suministro que abastecían los mercados, y también “ha evidenciado la rigidez de nuestro sistema de transporte y de logística”. “Ambos se han erigido más que nunca como sectores esenciales para garantizar el suministro de bienes a la población y también de material sanitario en esta crisis”.

En consecuencia, ha afirmado que el sistema de transporte debe ser “eficiente, próximo, respetuoso con el medioambiente y sobre todo versátil para hacer frente a cualquier imprevisto, crisis sobrevenida o a un hipotético rebrote de la crisis sanitaria”. Para que así sea, el conseller ha apostado por el establecimiento de una cadena de suministros más próxima y por adaptar nuestras infraestructuras a un ámbito geográfico “macrorregional”.

La consellera de Sanitat indica que la Comunitat Valenciana está en condiciones de pasar a la fase 1

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha asegurado este martes que la Comunitat Valenciana se encuentra en condiciones para poder pasar a la fase 1 de desescalada el día 11 de mayo ya que cumple con el criterio de capacidad de camas UCI y de test PCR para los centros de Atención Primaria.

Barceló ha informado, en rueda de prensa por videoconferencia, de que la Generalitat Valenciana está ultimando los estudios para redactar la propuesta que enviará mañana al Ministerio de Sanidad, por lo que no ha querido dar detalles hasta presentarla antes al Gobierno central.

Dicho documento, ha señalado, contempla la capacidad asistencial de la Comunitat, tanto hospitalaria como de atención primaria, la vigilancia epidemiológica, “que nos va a permitir obtener información para la toma de decisiones”, así como los sistemas de identificación y contención de las fuentes de contagio.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia