(EFE) El sindicato de Comisiones Obreras País Valenciano (CCOO PV) ha hecho una llamada a “la responsabilidad” de la administración educativa ante la posibilidad de apertura de los centros de Infantil y Educación Especial a partir de la fase 2 y ha pedido que el inicio de las clases presenciales se traslade a septiembre.

El sindicato argumenta que ambas son etapas educativas, “no asistenciales” y, por tanto, son los criterios educativos y sanitarios los que marcan la vuelta al centro del alumnado.

La vuelta de los alumnos de los centros de Educación Especial “no puede quedar sujeta exclusivamente a la voluntariedad de las familias” si previamente no hay una planificación y evaluación de la actividad que garantice una adecuada atención.

En ambas etapas se dan unas características singulares que hacen necesaria “una excelente planificación” para la vuelta a la actividad presencial, en el caso de Infantil por la edad y en Especial porque hay alumnos que requieren apoyo especializado de alta intensidad e individualización durante toda la jornada.

Por todo ello, CCOO PV reclama que la vuelta sea en septiembre, cuando se tengan protocolos claros de actuación, dotación económica extraordinaria para hacer frente a las labores de limpieza, personal, y elementos higiénicos y preventivos que den una mayor seguridad para al alumnado y el profesional.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia