La fase 1 del plan de desescalada de las medidas de contención del coronavirus, que se activa este lunes en una franja de territorio con más del 51% de la población, comenzará después de que el sistema sanitario haya registrado la cifra diaria de fallecidos por la enfermedad más baja desde el 18 de marzo, 143.

La fase 1 se activó el pasado lunes en cuatro islas de Baleares y las Canarias y se extiende hoy lunes a la totalidad de estos archipiélagos, Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, La Rioja, Navarra, Aragón, Extremadura y Murcia, las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla y zonas de Castilla-La Mancha, Andalucía y algunas zonas de la Comunidad Valenciana.

La ampliación de esta fase, que permite mayor contacto con los allegados y una actividad comercial más intensa, se producirá después de que el número de víctimas mortales haya ascendido a 26.621 y un ligero repunte del número de contagiados confirmados por PCR, 621 nuevos casos que elevan el total a 224.390.

En la víspera de un nuevo paso en la desescalada, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, volvió a llamar a la prudencia pese a destacar el “camino favorable” de la progresión en la gestión de la pandemia en todas las comunidades, y ha indicado que algunas, como la Comunidad Valenciana, podrían estar listas próximamente para cambiar de fase.

Precisamente fue el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, uno de los dirigentes autonómicos más críticos en la novena reunión por videoconferencia entre el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y los presidentes de las comunidades y ciudades autónomas. Puig lamentó que la Comunidad Valenciana no haya pasado este lunes en su conjunto a la fase 1 por un cambio de la reglas de juego “a mitad de partido”, y ha instado a las autoridades a que reviertan esa decisión lo antes posible.

“Estamos actuando con un principio de prudencia muy grande; se toman decisiones muy controvertidas, difíciles y de gran peso de responsabilidad”, ha señalado al respecto Fernando Simón, mientras que la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha hecho hincapié en que “forzar el ritmo” puede “costar muy caro” tanto desde el punto de vista sanitario, en vidas humanas, como económico.

Montero ha pedido “no trasladar falsos agravios” entre territorios durante la desescalada, y, aunque entiende la decepción en los territorios que seguirán en la fase 0, ha insistido en la prudencia: “Correr más de lo que podemos nos puede devolver a esa casilla de salida, y eso no nos lo podemos permitir ni como país ni como sociedad”.

Asimismo, a partir de hoy, se reunirá el Consejo Interterritorial de Sanidad y se empezará a estudiar peticiones como la de reconsiderar medidas para la España rural y flexibilizar algunas actividades como la caza o la pesca.

Otra de las propuestas que el Gobierno va a estudiar con una “unidad de criterio”, pese a que no hay “ninguna decisión tomada”, es la de poner en marcha alguna aplicación móvil de apoyo a las labores de vigilancia de infectados por coronavirus.

La entrada en vigor en la fase 1 permitirá, entre otras medidas, la reunión en grupos de un máximo de 10 personas en determinadas condiciones y velatorios de un máximo de 15, así como la asistencia a lugares de culto.

También la apertura de locales comerciales con una superficie igual o inferior a 400 metros cuadrados, con un 30% del aforo total, e instalar terrazas al aire libre con el 50 % de las mesas, con una ocupación máxima de 10 personas por mesa.

Algunas respuestas a las preguntas más habituales sobre la Fase 1:

La orden que flexibiliza las actividades permitidas en la fase 1 de la desescalada de las medidas de confinamiento por el coronavirus permite una mayor movilidad a los ciudadanos y determina la reapertura de numerosas instalaciones y servicios aunque con restricciones.

Las principales medidas de la orden, publicada este sábado en el BOE y recogidas además en una guía publicada por el Ejecutivo, son las siguientes:

POBLACIÓN AFECTADA

– Las medidas afectan a la población de los territorios que pasan a la fase 1, con la excepción de las personas que presenten síntomas, estén en aislamiento domiciliario o cuarentena por un diagnóstico por COVID-19 o ser contacto estrecho.

– Las personas vulnerables podrán hacer uso de las nuevas condiciones siempre que su condición clínica esté controlada y bajo rigurosas medidas de protección.

MEDIDAS LABORALES

– Siempre que sea posible, se fomentará la continuidad del teletrabajo. Para los que vayan a sus centros, se deberán adoptar las medidas necesarias para cumplir las medidas de higiene y/o prevención para los trabajadores.

– Garantizar disponibilidad de geles hidroalcohólicos, sustituir la huella en el fichaje por otro sistema o desinfectar el dispositivo y cuando no pueda garantizarse la distancia de seguridad interpersonal asegurar equipos de protección adecuados al nivel de riesgo.

-Si hay síntomas, colocar al trabajador mascarilla y contactar con el teléfono habilitado o centro de salud, debiendo abandonar su puesto de trabajo hasta que su situación médica sea valorada por un profesional sanitario.

– Ajustes horarios en entradas y salidas para evitar concentraciones.

MEDIDAS SOCIALES

– Circulación de grupos máximo de 10 personas en la misma provincia, respetando la distancia de dos metros e higiene de manos.

– Velatorios con un máximo de 15 personas en espacios al aire libre o 10 personas en espacios cerrados

– Asistencia a lugares de culto siempre que no se supere un tercio de su aforo

COMERCIO Y PRESTACIÓN DE SERVICIOS

– Apertura de locales con una superficie igual o inferior a 400 metros cuadrados, con un 30% del aforo total, garantizando distancia mínima de dos metros entre clientes.

– Horario de atención con servicio prioritario para mayores de 65 años.

– Concesionarios de automoción, estaciones de ITV y los centros de jardinería y viveros de plantas podrán reabrir al público, preferentemente mediante la utilización de la cita previa.

– Se podrán abrir mercados al aire libre, con una limitación al 25 % de los puestos habituales y afluencia inferior a un tercio del aforo habitual.

HOSTELERÍA Y RESTAURACIÓN

– Terrazas al aire libre con el 50 % de las mesas, con una ocupación máxima será de 10 personas por mesa.

– Limpieza y desinfección entre un cliente y otro, mantelerías de un uso y dispensadores de geles.

– Se fomentará el pago con tarjeta y se evitará el uso de cartas de menú

SERVICIOS SOCIALES

– Apertura de todos los centros recogidos en el Catálogo de Referencia de Servicios Sociales, para atender de manera presencial a aquellos ciudadanos que lo necesiten, especialmente servicios de terapia, rehabilitación, atención temprana y atención diurna para personas con discapacidad y/o en situación de dependencia.

EDUCACIÓN, CULTURA Y DEPORTE

– Apertura de colegios y universidades para su desinfección, acondicionamiento y funciones administrativas .

– Los lugares de atención al público dispondrán de medidas de separación entre los trabajadores de los centros educativos y los usuarios.

– Apertura de los laboratorios universitarios y entidades vinculadas a actividades de investigación científica y técnica, desarrollo e innovación en todos los campos de la economía y de la sociedad.

– Congresos y eventos con un máximo de 30 asistentes y manteniendo la distancia física de dos metros.

– Se podrán reabrir las bibliotecas públicas y privadas para préstamo y devolución, así como lectura en sala con aforo del 30 %, pero no el uso de ordenadores.

– Apertura de locales para actos y espectáculos culturales, que no podrán reunir en lugares cerrados más de 30 personas y, al aire libre más de 200 personas

– Reapertura de los Centros de Alto Rendimiento y de deportivos para la práctica individual y el entrenamiento medio en ligas profesionales.

– Se podrán volver a realizar actividades de turismo activo y de naturaleza en grupos de hasta 10 personas

HOTELES Y ESTABLECIMIENTOS TURÍSTICOS

– Servicio de restauración solo para los clientes, no estará permitida la utilización de piscinas o gimnasios.

– Uso de ascensores o montacargas al mínimo imprescindible y la ocupación máxima de una persona.

– En la recepción separación de dos metros entre trabajadores y clientes.

MEDIDAS DE HIGIENE DE LOS ESTABLECIMIENTOS

– Limpieza y desinfección de las instalaciones al menos dos veces al día y de los puestos de trabajo tras cambio de turno.

– La distancia entre vendedor y cliente será de al menos un metro cuando se cuente con elementos de protección o barrera, o de dos metros sin estos elementos.

– En el caso de servicios que no permitan el mantenimiento de la distancia, como peluquerías, centros de estética o fisioterapia, se deberá utilizar el equipo de protección adecuado al nivel de riesgo.

– Probadores ocupados por una persona y desinfección tras su uso-

Imprimir article
Comenta aquesta notícia