(EFE) El líder histórico de Izquierda Unida Julio Anguita ha fallecido este sábado a los 78 años en el hospital Reina Sofía de Córdoba, donde ha estado ingresado en estado crítico en una UCI desde que hace una semana sufrió una parada cardiorrespiratoria en su domicilio.

El que fue alcalde de Córdoba entre 1979 y 1986 ha necesitado durante todos estos días ventilación mecánica y ha muerto sobre las 11:00 horas, según ha informado el hospital Reina Sofía.

El Ayuntamiento de Córdoba ha decretado tres días de luto y, de acuerdo con su familia, se habilitará el salón de plenos del Consistorio para acoger la capilla ardiente del exalcalde de Córdoba.

Como la actual situación por el estado de alarma impide que pueda ser abierta al público, se creará un “libro virtual de condolencias” en la web del Ayuntamiento para que quien lo desee pueda “dejar su mensaje de condolencia o ánimo a la familia”.

Durante toda la jornada se han sucedido los mensajes de condolencia, entre ellos el del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha lamentado la muerte de Anguita, de quien ha elogiado que defendiera “de manera incansable la igualdad y la justicia social”, a la vez que ha trasladado su “cariño a su familia, compañeros y amigos”.

También el vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha lamentado la muerte del histórico líder de Izquierda Unida, un político que “se atrevió siempre a señalar al poder” y dijo “las más crudas e incorrectas verdades con todo en contra y hasta el final”, con lo que “indicó el camino que algunos quisimos seguir”.

Por su parte, el ministro de Consumo y coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha expresado su incredulidad y ha agradecido a Anguita su “inspiración” y ejemplo. “Hemos perdido al más grande. Nuestro amigo, nuestro camarada. Te echaremos tanto de menos. Has sido y serás la inspiración de muchos. Gracias por tu ejemplo. Seguimos tu lucha. Descansa en paz”, ha escrito el actual líder de IU.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha reconocido la capacidad del histórico dirigente de IU para “llegar a acuerdos a pesar de las discrepancias” y ha asegurado que Anguita tenía “todos sus respetos y reconocimiento por su aportación a la política en España”.

Asimismo, el presidente del PP, Pablo Casado, tras mostrar sus condolencias a la familia y amigos, ha indicado a través de las redes sociales que Anguita ha sido un político que “ha defendido sus ideales con pasión en la España democrática, plural y abierta que todos queremos”.

La familia de Julio Anguita ha mostrado, en un comunicado remitido a Efe y ante la “imposibilidad de dar respuesta personalmente” a las “innumerables muestras de apoyo recibidas en la última semana”, su “más sincero agradecimiento por el cariño mostrado”.

“Toda la fuerza que en estos días habéis enviado a Julio, nos acompaña y reconforta ahora a nosotros. Gracias, de corazón”, ha expresado la familia.

No era la primera vez que Julio Anguita sufría problemas de corazón, ya que tuvo un infarto en Barcelona en plena campaña electoral en 1993 y otro en Córdoba cinco años después, mientras que en 2009 y 2014 también ingresó por problemas cardíacos en centros hospitalarios de Cádiz y Salamanca, respectivamente.

Julio Anguita ha sido una de las figuras claves en la organización y la representación de la izquierda en la historia de España. Fue secretario general del PCE entre 1988 y 1998, y promovió la unidad de formaciones que entonces estaban en contra del PSOE, con el que marcó siempre las distancias, en Izquierda Unida, en cuyas filas fue coordinador general entre 1989 y 2000, cuando volvió a la enseñanza en un instituto de Córdoba.

Primer alcalde comunista de Córdoba desde la Guerra Civil, en 1996, como candidato a la presidencia del Gobierno, condujo a IU ser la tercera fuerza parlamentaria, con 21 escaños, solo superada por el PP y el PSOE.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia