El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha hecho este domingo un llamamiento a la “prevención” y la “prudencia” en la entrada mañana de toda la Comunitat a la fase 1 de la desescalada porque, ha advertido, “no podemos dar pasos atrás” y tenemos “la obligación moral de seguir adelante”.

Puig, en rueda de prensa por videconferencia tras la conferencia telemática de presidentes autonómicos con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha instado a los ciudadanos de la Comunitat a colaborar con su actitud responsable en la reactivación de “nuestros pueblos, comarcas y ciudades” y ayudar a todos los que mueven la economía.

Desde el punto de vista sanitario, ha señalado que a partir de mañana la Comunitat Valenciana entrará en una nueva fase con “más libertad de movimiento, actividad social y posibilidades de reunión, que nos obliga a más protección, a más prevención y a más prudencia” porque, ha advertido, “cambiar de fase no significa cambiar de hábitos”.

València será además la principal ciudad y, junto con Alicante y Elche, una de las más grandes de España en pasar a la fase 1, lo que a su juicio exige a la Comunitat “más responsabilidad en el proceso general de desescalada, porque no podemos volver a la parte más oscura del túnel y sería además un error imperdonable”.

Ha destacado que los valencianos han sido un pueblo hasta ahora “inmensamente responsable”, como indica un estudio reciente de movilidad de la Generalitat que asegura que el 92 % de la población de la Comunitat no se ha movido de su área de residencia en el confinamiento.

Puig ha anunciado asimismo que el Gobierno valenciano es partidario de “flexibilizar” el número de personas que se permite que asistan a los velatorios en los tanatorios y a los cementerios por “una cuestión de humanidad”. En este sentido, la Generalitat solicitará antes del próximo miércoles el pase a la fase 2 de la Comunitat Valenciana, un avance que se producirá “si se dan las circunstancias”, y ha recordado que solamente esta semana se han realizado 25.181 PCR y 18.900 test rápidos, lo que proporciona más información sobre la evolución real de la pandemia y posibilita hacer el seguimiento para evitar nuevos contagios.

“Si la pandemia sigue la misma evolución que la última semana, estamos en condiciones de pasar a la fase 2, pero lo haremos bajo análisis técnicos y criterios de asesores de la Generalitat y del Ministerio en un ejercicio de codecisión”, ha afirmado.

Mientras se avanza hacia la normalidad, se debe proteger a los trabajadores afectados por ERTE, de los que el 92 % ha cobrado ya su prestación y quedan 39.000 personas que la percibirán antes del miércoles, ha expuesto.

“Las tendencias sanitarias son esperanzadoras”, ha añadido, y ha apelado a “seguir siendo responsables” y “no caer en exceso de confianza” por el peligro que podría suponer.

Por todo ello ha pedido a los ciudadanos que a partir de mañana, extremen las medidas de “protección, prevención y prudencia” para caminar hacia la normalidad definitiva.

Puig ha recordado asimismo que esta semana se ha constituido en Les Corts la comisión para la reconstrucción de la Comunitat Valenciana, y “esto nos invita a una reflexión previa y a mirar lo que están haciendo los hospitales y su responsabilidad, sacrificio y visión colectiva”.

Los representantes públicos “no pueden ser menos”, ha advertido, y ha insistido en que la visión de los poderes públicos y sus representantes ha de ser más que nunca “profunda, amplía y transversal”.

“Esto no va de partidismos sino de salvar vidas y nuestro futuro”, ha insistido, y no verlo así sería a su juicio “un inmenso error” por lo que ha hecho un llamamiento a la voluntad de “acuerdo, de pacto, de entendimiento” entre todos los partidos políticos.

Datos actualizados sobre afectados por Covid-19 en la Comunitat Valenciana

Siete de cada diez pesonas que dieron positivo por coronavirus en la Comunitat Valenciana ya han superado la enfermedad. Durante las últimas 24 horas se han producido 146 nuevas altas de pacientes diagnosticados de coronavirus. Por tanto, con estas nuevas altas, se eleva a 9.907 el número de personas que ya han superado la enfermedad en todo el territorio (1.363 en Castellón, 3.637 en Alicante y 4.907 personas en la provincia de Valencia). Suponen ya el 70% del total de casos positivos.

Además, las residencias de mayores de la Comunitat Valenciana no han registrado ningún fallecimiento desde la última actualización, una situación que no se producía desde el pasado 13 de marzo. Y en la misma línea tampoco se ha registrado ningún fallecimiento en las provincias de Valencia y Castellón.

Por lo que respecta a los ingresos en unidades de cuidados intensivos, es el segundo día consecutivo en el que solo hay 1 ingreso en UCI. En estos momentos hay 59 pacientes ingresados (5 en Castellón, 32 en Alicante y 22 en Valencia). Por otro lado, hay 14 personas menos ingresadas en los hospitales valencianos respecto a este sábado. En concreto son 353 personas ingresadas (29 en Castellón, 102 en Alicante y 222 en Valencia).

En cuanto a casos positivos nuevos, desde la actualización de este sábado se han detectado 43 nuevos casos a través de PCR que elevan a 10.893 el total de positivos desde que comenzó la pandemia. Por provincias, la distribución es la siguiente:

· 6 en Castellón. Total: 1.486

· 15 en Alicante. Total: 3.794

· 22 en Valencia. Total: 5.609

· 5 desplazados (no nuevos)

El número de positivos por test rápido es de 3.787.

De todos los casos positivos detectados, se encuentran activos en estos momentos 3.389, lo que supone solo el 23%.

Desde este sábado se han producido 3 nuevos fallecimientos (uno confirmado por PCR y 2 por vínculo epidemiológico), lo que eleva a 1.384 las personas que han fallecido en la Comunitat Valenciana por coronavirus: 207 en la provincia de Castellón, 484 en Alicante y 693 en la provincia de Valencia.

Desde la última actualización de datos, se han registrado 16 altas más en personal sanitario, lo que eleva a 2.043 las altas. El número total de positivos en profesionales en estos momentos es de 642.

El número total de pruebas llevadas a cabo para la detección del coronavirus han sido 250.633. de las cuales 166.299 han sido a través de PCR y 84.334 a través de test rápido.

Decisiones a nivel general de la reunión de Sánchez con todos los presidentes autonómicos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comunicado a los presidentes autonómicos este domingo la intención del Gobierno de eliminar las franjas horarias para realizar determinadas actividades en los núcleos de población de hasta 10.000 habitantes, como viene ocurriendo en los que tienen 5.000 o menos.

Fuentes de los gobiernos autonómicos han confirmado a Efe que Sánchez ha comunicado esta medida a sus homólogos de las comunidades autónomas en la reunión semanal que mantienen por videoconferencia para seguir la evolución del coronavirus y las medidas de desescalada que entrarán en vigor este lunes.

El establecimiento de franjas horarias para realizar actividades entró en vigor el 2 de mayo con el fin de regular determinadas actividades, como las salidas de niños, mayores y deportistas, en todo el territorio, a excepción de los municipios de menos de 5.000 habitantes.

El de este domingo ha sido el primer encuentro de Sánchez con los presidentes autonómicos tras avanzar que pedirá una quinta prórroga del estado de alarma y después de las críticas de la Comunidad de Madrid por la decisión del Ejecutivo de mantener esta región en la fase 0 de la desescalada.

La reunión se ha producido en la víspera de la extensión de la fase 1 al territorio íntegro de 14 comunidades, que engloba el 70 % de la población, y la activación de la fase 2 en cuatro islas, de Canarias y Baleares.

A la reunión han asistido la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera; la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero; la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias; y el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Por su parte, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha explicado que “la mayor parte” de los municipios de hasta 10.000 habitantes se encuentra en una “situación muy favorable”, por lo que cree que la flexibilización de las condiciones no originará “ningún problema”.

No obstante, ha subrayado que las comunidades autónomas deberían estar alerta y tomar medidas “si se detecta algún nuevo brote de covid-19 en estos municipìos”.

En rueda de prensa en la Moncloa, Simón ha planteado que la evolución de la epidemia “va permitiendo” una mayor flexibilidad en las medidas de contención, especialmente en los municipios de menos de 10.000, que “han sido en general menos afectados por la epidemia que las grandes ciudades”, donde las condiciones y los riesgos de transmisión son diferentes.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia