La Diputación de Valencia ha aprobado en Pleno, por unanimidad, continuar aprovisionando en los municipios con el material necesario para hacer frente a la COVID-19, en previsión de posibles repuntes, y estudiar fondos europeos de desarrollo local que permiten mantener la lucha contra la pandemia en el ámbito provincial.

En la misma línea, el presidente Toni Gaspar va leído al final de una sesión plenaria que va durado más de 5 horas, de manera semipresencial con los vicepresidentes y los portavoces de los seis grupos políticos representados en la institución, sendas declaraciones institucionales de apoyo al clúster del sector textil sanitario y afines y en defensa que el Gobierno central acepto que los ayuntamientos puedan destinar sus superávits a la gestión de esta crisis sanitaria y económica.

En el caso de esta última declaración conjunta de mejoras normativas y recursos para los ayuntamientos, firmada por los seis portavoces, insta en el Gobierno estatal a negociar con la Comisión Europea nuevos objetivos de déficit, así como a adoptar las medidas oportunas para flexibilizar la regla de gasto, con el objetivo que los consistorios con superávit puedan destinar ese dinero a sus necesidades futuras, muchas de ellas consecuencia de la pandemia. El texto impulsa también la adopción de líneas estratégicas como la participación de las entidades locales en los planes de dinamización y reconstrucción económica que se desarrollan en los ámbitos europeo, estatal, autonómico y local.

Los seis grupos con representación en la Diputación han vuelto a “ir de la mano” en la gestión de la crisis en el ámbito provincial, y después de la aprobación en el anterior pleno de 180 millones de euros para afrontar la pandemia y reactivar la economía de los municipios, han decidido apostar por el aprovisionamiento de material y la busca de nuevos fondos para continuar ayudando a los consistorios durante la situación excepcional causada por el *coronavirus y también en el escenario posterior al alzamiento del estado de alarma.

En este sentido, Gaspar ha vuelto a destacar “el esfuerzo unánime de todos los que forman la institución para mitigar los efectos de este reto inesperado” y ha anunciado que la Diputación se suma al luto oficial de 10 días que tiene previsto aprobar el Gobierno este mismo martes y el acto conmemorativo de julio, en la línea del minuto de silencio que guardó la corporación en el anterior pleno “en solidaridad con las familias valencianas que han perdido familiares o amigos”.

El acuerdo entre los grupos ha sido la nota predominante en un pleno que ha arrancado con el recuerdo a las víctimas por parte de los diferentes portavoces y en el cual se han consensuado propuestas como las de Ciutadans (Cs) en favor de mantener el aprovisionamiento frente a la pandemia. En palabras de Rocío Gil, portavoz de Cs en la Diputación, “las instituciones tienen que comprometerse y mantenerse unidas para acceder a las ayudas que ofrece la Comisión Europea”. Gil propone además que la Generalitat aporte los datos de contagio de la *COVID por municipios y que la Diputación “sea garante que la vacuna llegue a todas las vecinas y vecinos”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia