El recorrido por el pueblo nos acerca al Campanario de La Iglesia de la Purísima Concepción, de hecho se ve desde-de bastante lejos exceptuando la parte en el sur de la localidad.

En primer lugar me gusta por la majestuosidad y su construcción como otros muchos de baldosa maciza.

Y ahora hablando del interior, se accede desde el coro, encontramos una primera sala donde se encuentran algunas “herramientas” relacionadas en las campanas como son bostezos, cuerdas y otras, además de la maquinaria del reloj antiguo (todo esto la Pandilla de Campaneros de la localidad ha ido “encontrando” y exponiendo), ya por puertecillas más estrechas, reunimos en una escala que nos llevará arriba, la escala es de obra con forma de caracol y a causa de las dimensiones de la dicha torre cada vez se va tirando más estrecha por lo cual es toda una experiencia subir, y ya reunimos en el “patio” donde están las cuatro campanas grandes y una más pequeña, desde aquí y para acceder a la campana de arriba, lo hacemos por una escala de hierro a una plataforma y de esta  sale otra como inclinada de difícil para subir a los que no son campaneros y no están acostumbrados.

Visitarlo es una posibilidad, puesto que la “Colla de Campaners de Bétera” organiza visitas guiadas tanto de día como las noches, solo aportando una pequeña cantidad que destinan a restaurar campanas y accesos.

Las visitas no os las podéis perder, puesto que además de la subida, las campanas y el entorno, se disfruta tanto en las de la mañana como en las de la noche de unas vistas del pueblo, la calderona, el mar (en días claros), etc. espectaculares.

El dedo en otras ocasiones, si queréis conocer más y mejor “todo” del Campanario y también de La Iglesia de la Purísima Concepció, podéis consultar el libro escrito por un hijo de Bétera, Juan Manuel Pons Campos, con el título: IGLESIA PARROQUIAL DE LA PURÍSIMA CONCEPCIÓN DE BÉTERA; ESTUDIO HISTÓRICO Y DESCRIPTIVO DE SU PATRIMONIO, otro lugar puede ser el libro de Amparo Domènech Palau: BÉTERA UN PUEBLO PARA TODOS en el capítulo Parroquias y, también como no, entrando por internet en el CENTRO De ESTUDIOS LOCALES DE BÉTERA por Jorge Alonso en el apartado Iglesias.

Las fotografías están “hechas” en RAW, manual y reveladas en Lightroom:

Y dado que son de distintos momentos y luces, etc., para configurar a los parámetros podríamos agruparlas en seis grupos (que consto que yo lo he hecho más o menos así y no soy ningún maestro para decir que es la forma correcta de hacerlo).

1 Vista campanario de lejos: al aire, isso 100, f/ 4,5 y,3 velocidad sobre 160-300,

2 Al descansillo de campanas: al aire isso 100, f/ 3,5 y 5,4 velocidad 100 a 200.

4 Escala subiendo: cámara sin movimiento “apoyado a la pared, isso 1600, f/ 5,6 velocidad 1/6.

5 Vistas al exterior: al aire isso 100, f/ sobre 11, velocidad por el 500.

6 Por la noche: con trípode y disparadero en este caso inalámbricos, isso 100, f/ 4,5, velocidad 13 segundos.

Y hasta aquí el campanario.

Texto e imágenes de Ximo Asensi  Alemany (hacer clic en cada foto para poder ampliar).
Imprimir article
Comenta aquesta notícia