En un decreto aprobado por el Pleno del Consell y publicado en el Diario Oficial de la  Generalitat Valenciana (DOGV), la Conselleria de Igualdad ha decidido abonar la totalidad de las subvenciones que se han concedido este año a las entidades del tercer sector sin aplicar las limitaciones que fija la normativa de la Generalitat en materia de subvenciones, y que establece el pago inicial de un anticipo de la subvención que se completará hasta el total de la cantidad concedida cuando la entidad justifique la ejecución y desarrollo de la actividad subvencionada.

Se trata de una de las medidas adoptadas en el proyecto de decreto ley de medidas urgentes en el ámbito de los servicios sociales y de apoyo al tercer sector en acción social, con el objetivo de poder hacer frente a la crisis producida por la pandemia de la COVID-19.

Asimismo, se ha decidido flexibilizar hasta el 31 de marzo de 2021 el plazo de realización de los gastos y actuaciones asociadas a los proyectos subvencionados por Igualdad en los programas sociales y en todas aquellas que puedan crearse para paliar las consecuencias sociales y económicas de la pandemia.

Esta crisis sanitaria y social ha obligado a las entidades del tercer sector a una readaptación de los programas que desarrolla para dar respuesta a las necesidades urgentes de los colectivos más vulnerables con los que trabajan, una situación que dificulta la ejecución y justificación de las actividades realizadas en el marco de las subvenciones otorgadas por las diversas administraciones públicas.

Por ese motivo y respetando siempre las garantías que necesariamente tienen que adoptarse en el otorgamiento de subvenciones públicas, las medidas de flexibilización que ha establecido la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas pretenden evitar a las personas y entidades beneficiarias un perjuicio añadido a los efectos desfavorables de las restricciones impuestas por el estado de alarma, y facilitar que den respuesta a las necesidades detectadas como consecuencia de la pandemia por la COVID-19.

Con estas medidas, se quiere también contribuir a conversar puestos de trabajo ya que estas entidades constituyen un yacimiento de ocupación de calidad, feminizado, sostenible, con valor añadido y no deslocalizable, fundamental en la economía valenciana, además de mantener la viabilidad económica de las entidades del tercer sector, cuyo papel es fundamental en estos momentos.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia