Un centenar de médicos se concentró ayer sábado a las puertas de Palau de la Generalitat en València para decir “basta” al menosprecio que sufre el colectivo y a la mala gestión en sanidad y a rendir un homenaje a los compañeros fallecidos a causa del coronavirus durante la pandemia.

Vestidos con batas blancas y manteniendo la distancia de seguridad, los médicos guardaron un minuto de silencio para homenajear la “dedicación y valentía” de los profesionales sanitarios fallecidos, cuya pérdida ha hecho que “una parte de la Sanidad quede herida para siempre”.

Así lo expresaron en el manifiesto leído tras el minuto de silencio, junto a la lectura de los nombres de todos los médicos fallecidos durante la pandemia.

Los profesionales valencianos respondieron así a la convocatoria para este pasado sábado de la Asociación de Médicos Unidos por sus Derechos en todas las comunidades autónomas. El comunicado considera que la falta de inversión durante muchos años ha puesto “en coma” a la sanidad, que “ha llegado al borde del abismo en esta pandemia, sobreviviendo sólo gracias al esfuerzo monumental e incondicional de su capital humano: sus profesionales sanitarios”.

Tras haber “plantado cara dignamente” a la pandemia, se preguntan si serán “capaces de salir airosos de un probable rebrote próximo si contamos con unos sanitarios exhaustos y maltratados” y si se podrán asumir “las tremendas listas de espera que se han generado”.

Además, reivindaron presupuestos acordes a la sanidad que la sociedad merece, una atención sanitaria de calidad y que se respete la equidad entre todos los territorios, así como erradicar la precariedad laboral “crónica” y dar voz a los profesionales médicos para planificar la atención sanitaria.

En su comunicado, también criticaron la “escasez” de medios y de medidas de protección y exigieron que no se use la sanidad como herramienta electoral y recriminaron la “indefensión y la desatención sufrida durante la pandemia”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia