La joven adolescente de La Cañada, Vega Archer, es aficionada a escribir reflexiones e ideas. Algunas de esas reflexiones las quiere compartir con el resto de vecinos y vecinas del municipio, a través de Betera.com. El primero de sus escritos a compartir es el que adjuntamos a continuación, bajo el título “Y colorín colorado, esta pesadilla ha acabado“:

Esto está a punto de terminar para todos nosotros. Volveremos a recorrer todas las calles otra vez. Volveremos a vernos con todos nuestros amigos. Podremos ver a nuestra familia, abrazarla, hablar con ella en persona sin que ningún teléfono se encuentre de por medio. Por fin podremos cerrar la puerta de nuestra casa con la fuerza que queramos y gritar a los cuatro vientos: ¡SOY LIBRE!        Qué felicidad el poder decir esas dos palabras y escucharlas salir de mis labios.

Ahora mismo, somos como pájaros que estamos a punto de abrir nuestras alas para volar, planeando los cielos de nuestras ciudades. Volveremos a cantar, bailar y hacer el ridículo delante de todo el mundo si hace falta, pero con el fin de habernos divertido más que nunca.

Esta cuarentena ha sido un proceso duro, complicado en el que hemos dejado a muchas personas atrás. Hay que mirar al futuro para ver lo que nos depara. Y yo, ahora mismo, lo estoy viendo más claro que nunca. Con noches de verano largas hasta llegar el amanecer, respirando aire puro que no sea de nuestra terraza. Abrazar y sentirnos a cada uno de nosotros.

Todo el sufrimiento acaba pasando y, ahora, es el momento de ponernos una medalla en nuestros cuellos porque hemos salido victoriosos de esta batalla.

Después de días, semanas e incluso meses de espera, podemos decir que volvemos a nuestra vida normal. Y para lo que más ha servido esto ha sido para tomar decisiones, medidas que nunca habíamos tomado para saber valorar lo que día a día damos la espalda y no le hacemos ni un mínimo de caso.

Ahora, más que nunca, cogeremos las correas para pasear a nuestras mascotas. Haremos todas las escapadas que quedaron pendientes hace mucho tiempo con las personas que has echado de menos durante todo este tiempo. Los besos y abrazos los saborearemos de otra manera.

Hoy, más que nunca, debemos de aplaudir. Pero, este aplauso, dedicado a nosotros por toda la lucha puesta en la batalla.

Ahora, más que nunca, podemos gritar lo orgullosos que estamos de nuestro país y de la gente que lo conforma. ¡Gracias por hacer que esto haya sido más fácil!

Autora: Vega Archer.
Imprimir article
Comenta aquesta notícia