Según la DGT no se esperan grandes atascos una vez finalizado el estado de alarma y las restricciones a la movilidad. No obstante, advierte de la “tentación” de pisar el acelerador después de tres meses sin ponerse al volante.

De todos modos, a la DGT le preocupa que puede haber comportamientos de “conducción compulsiva” y de “apretar el acelerador”, como posiblemente ha ocurrido en algunos fines de semana de la desescalada, cuando se han producido accidentes de motoristas que han salido a la carretera acompañados además del buen tiempo.

Durante el estado de alarma la única instrucción en la DGT fue que se redujera el tráfico hasta donde fuera posible, salvaguardando el transporte de mercancías. “En eso nos pusimos con 120 puntos de control en las salidas”, explica Navarro.

El director quiere hacer un reconocimiento público a los conductores, que entendieron que había un problema de salud pública y se quedaron en casa. De hecho, según los datos de los que dispone, España e Italia son los dos países del mundo que más han disminuido los desplazamientos de vehículos ligeros.

Navarro recuerda que ha habido semanas en que esa reducción se ha elevado al 83 por ciento en días laborables y al 95 por ciento en algunos fines de semana. Niega además que hubiera “fugas” de madrugada de conductores y familias a segundas viviendas.

También agradece el director de Tráfico a los transportistas su buen comportamiento. Ellos sí cogían los camiones y las furgonetas para garantizar los suministros esenciales e, incluso, se quitaron tiempos de descanso en la conducción. “Ha habido muy buena comunicación con los transportistas y eso ha impedido que hubiera información tóxica”, se ha felicitado.

Navarro explica que, durante el confinamiento, concretamente desde mediados de marzo y hasta el 5 de mayo, los desplazamientos se redujeron de media un 65 por ciento, la misma proporción en la que lo hicieron los fallecidos. España, junto con Italia y Francia, son los países de la UE que más han disminuido las muertes de tráfico.

Con todo, una vez que España entró en las fases de desescalada, los accidentes mortales aumentaron más de lo que se reducía el tráfico, con cierto repunte en los siniestros causados por exceso de velocidad.

“A nadie sorprende que si alguien entra en una autovía que está limpia, hay riesgo de pisar acelerador. Es evidente, casi sin darte cuenta se pisa”, asume Navarro, que también apunta a la velocidad como causa principal de los accidentes de motoristas de las últimas semanas.

Sobre las motos, tiene puesto el foco la DGT como una de las prioridades por el alza en la siniestralidad. “Es el único que tozuda y perseverantemente sigue subiendo la mortalidad”.

“Toca el tema motos”, enfatiza Navarro, cuyo plan de motocicletas lleva tiempo “a punto” y cuenta con el consenso de fabricantes y usuarios.

Entre los trabajos que se impulsan, está la mejora y el aumento de la vigilancia, incluso con drones, de cien tramos de carreteras en los que hay concentración de siniestros de estos vehículos de dos ruedas, así como incorporar el airbag para lo motociclistas.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia