La concejalía municipal de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Bétera, quiere rendir homenaje a las personas mayores que este año celebran su boda de oro.

Dada la situación en la cual nos encontramos de crisis sanitaria por el COVID-19 la celebración realizada en otras ocasiones puede verse afectada. De todas maneras, la intención del área es poder homenajear a todos nuestros vecinos y vecinas que este año conmemoran sus 50 años de casados.

Aquellas parejas que estén interesadas a celebrar este homenaje tendrán que acudir al departamento de Derechos Sociales situado en el edificio de Casa Nebot (c/ Estación, n.º 5) hasta el próximo día 7 de agosto.

Como curiosidad, hay que mencionar que la tradición de celebrar la boda de plata o de oro se originó en la Alemania medieval, en la cual si una pareja de casados conseguían celebrar el vigésimo quinto cumpleaños de su casamiento, la mujer era presentada por sus amigos y vecinos con una corona de plata. Este acto era para felicitarlos por la buena fortuna de haber prolongado la vida de pareja durante tantos años. También era un reconocimiento al hecho de haber disfrutado de una relación armoniosa. En cuanto a la celebración del quincuagésimo, la mujer recibía entonces una corona de oro. Estos cumpleaños fueron desde aquel momento, conocidos como la boda de plata y el día de boda de oro, respectivamente.

Con el paso del tiempo el número de símbolos usados se ha incrementado y la tradición alemana de asignar regalos específicos que tienen conexión directa con cada una de las etapas de la vida se ha expandido por todo el mundo occidental.

Estaba prohibido regalar perlas a una novia, puesto que representaban llanto en el matrimonio. Exhibir perlas el día del casamiento era señal de mala suerte, puesto que las perlas se asemejaban a las lágrimas, de forma que la gente creía que la novia lloraría durante todo su matrimonio. Sin embargo regalar diamantes, por su pureza y dureza, daba buena suerte.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia