Ahora mismo me encuentro en el lugar en el que muchos adolescentes pasan las horas que componen su día a día y acaban siendo desperdiciadas. Ése lugar en el que miles de pensamientos, opiniones, ideas y sueños se quedan guardados con el fin de enterrarlos en tu cama y que nunca salgan de ella.

Yo no estoy a favor de esto. De lo que ahora mismo tu hijo o hija, sobrino o sobrina, nieto o nieta… Está haciendo ahí porque está dejando escapar cosas maravillosas de su cabeza y que no han compartido con vosotros. Ésos sueños que rondan por nuestra cabeza y que acabamos soñando en como serian si fuesen realidad, pero…Acaban siendo un sueño más que tienes cada noche y que muchas veces ni siquiera nos acabamos acordando de él. Por culpa del miedo, la presión social, la vergüenza…. Esas son palabras que no deben de entrar en ningún vocabulario de las maravillosas almas que componemos este nuestro mundo.

Creo que este escrito es por ahora a el que más importancia le voy a dar porque… Tú, sí tú: el chico o chica que ahora mismo estás en tu habitación mirando las horas pasar y encerrado en esas cuatro paredes necesito que hagas un esfuerzo. Te levantes, te pongas los zapatos y hablas la puerta. Ésa puerta la cual va a representar el inicio de algo que va a ser la cosas más bonita o de lo más bonito que has hecho nunca porque tú en este caso vas a ser el mago, el mago que vas a hacer magia y vas a poder conseguir que uno de los millones y millones de sueños que están dispersos por el mundo se puedan cumplir, hacer realidad. Ésa idea que te lleva rondando la cabeza desde hace mucho tiempo pero que siempre se quedaba en tu cama por la noche. Con la que muchas veces se te ha salido una sonrisilla pero luego has pensado en el resto de personas y has acabado cerrando los ojos y dejando la mente completamente negra.

Yo también lo he pasado aunque no lo parezca. Yo he pensado mucha y muchas veces en cómo sería el poder cumplir mi sueño o por lo menos el inicio de él. ¿Te digo cuál es? El inicio de mi sueño es ahora mismo el que puedas tener los ojos pegados a la pantalla pudiendo leer lo que yo he escrito. He tenido miedo, muchas inseguridades, muchos correos rechazados o incluso ignorados tan solo pidiendo un borrador para leer, pero creo que puedo  ser un ejemplo en este aspecto.

No siempre salen las cosas a la primera, ni a la segunda o incluso ni a la tercera pero si ese esfuerzo y sobre todo esa ilusión sigue hacia delante. Te puedo garantizar que ese pequeño sueño que imaginabas en tu cama se va acabar convirtiendo en una parte más de tu vida que te va a llenar el alma.

¡Hazlo por ti! Levántate y anda tras por qué seguro que lo acabas cogiendo, pero nunca lo dejes escapar.

Vega Archer Rios
Imprimir article
Comenta aquesta notícia