Los primeros documentos que constatan los actos con fuego en Bétera son de 1814, segundos se explica en los libros “Historias de la traca” y “Agua y fuego. Biblioteca Natural Valenciana” de Andrés Castellano Martí (página 168 y 319, respectivamente). Aunque este hecho no se ha podido verificar empíricamente, si realmente fue como se relata, nuestro municipio contaría con más de 200 años de tradición de la pólvora. Esta tradición, este año se ha visto truncada a causa de una pandemia conocida como *Covid-19.

Por este motivo, desde Betera.com volamos con este artículo hacer una especial mención a las partes afectadas por esta situación y que, año tras año, luchan para mantener vivas nuestras tradiciones con el fuego. Preferentemente, queremos empezar el artículo hablando de la Pirotecnia Rausell, una entidad de referencia en la pirotécnica, tanto en nuestro pueblo cuanto más allá de nuestras fronteras.

Pirotecnia Rausell, máximo exponente de la pólvora en Bétera

La Pirotecnia Rausell, pionera en nuestro municipio, recibió la autorización para poder constituirse cómo emprendida en 1929. Esta fue fundada por Juan Rausell Ferrer, pero Juan ya se dedicaba desde muy joven a este oficio trabajando a la Pirotecnia Caballero de Moncada. Por lo tanto, antes de crear la entidad, Rausell Ferrer ya iba introduciendo los elementos pirotécnicos en nuestra población. Según hemos podido saber en otras ocasiones de la mano de uno de sus hijos, José Rausell Romance, a pesar de ya la existencia de actas con pólvora el principal propulsor y creador de gran parte de estas representaciones tal y como hoy las conozcamos, es su padre.   

Cordà                        

La máxima expresión de dichos acontecimientos la tendríamos a la “Cordà” que se realiza en la actualidad. Esta nació en el año 1953 cuando el fundador de la Pirotecnia Rausell  fue clavario de la Divina Pastora. En esta época los encargados de realizar esta actividad eran aquellos que participaban en “La Pastoreta” y  además,  los cohetes iban sueltos. Todo surgió cuando Juan por miedo a quemarse y no poder trabajar durante estas fechas le cedería su parte de Cohetes de caña de la Pirotecnia Rausell al resto de clavarios. Ese año él colocó una traca con una maroma que iba desde la puerta de la iglesia hasta la estatura del estanco de la Plazeta del Sol, donde a estas alturas se encuentra la estatua de la obrera y el majoral. A lo largo del tiempo esta incipiente “Cordà” iría evolucionando hasta llegar a celebrarse, hacia mitad de los años sesenta, en la calle Gascón Sirera. Por este motivo, siempre se ha remarcado que este acto no existe en ningún lugar como en Bétera.

Coetes de lujo                                                                                                       

El segundo elemento importante del cual también nos ha hablado algunas veces José Rausell como exclusivo de nuestro pueblo y original de su progenitor es los cohetes de lujo (cohete único de 8 cambios). Su disparada se lleva a hacia el finalizar la procesión de la tarde del 15 de agosto, horas antes de la “Abrochó” y posterior “Coetà” por las calles del municipio. Estos detalles los podéis localizar en los libros de Fiestas de Bétera del año 2013 y 2014, entre otros.

Si continuamos hablando del cohete de lujo, también conocido como “Cohete de luz” o “Cohete largo”, hay que hacer mención a algunas de las explicaciones que el hermano de José *Rausell, Vicent *Rausell *Romance, nos ha aportado en otros momentos (esta información la podéis encontrar también en el libro de Fiestas del año 2017).

Vicent, quien también fue *majoral en 1953, nos indicó que los cohetes de lujo llevaban originariamente tres “*gallardets” en diferentes tramos. De este modo, parecían banderillas toreras, dándole un toque ornamental. Desgraciadamente, fue entre el 53 y el 56 cuando ocurrió un pequeño contratiempo y a unos mayorales les prendió fuego el último Gallardet del cohete y por miedo a quemarse, soltaron los cohetes instintivamente, saliendo disparados entre la gente y causando un gran alboroto. Desde este momento, el padre *Rausell decidió no meter este detalle en los cohetes, con el fin de evitar un disgusto futuro.

Además, durante el lanzamiento de los cohetes largos, las distintas pandillas de mayorales iban con el tradicional pañuelo que también se llevaba durante la “Rodà” de las Albahacas. Según pare, a lo largo del tiempo, esta costumbre también es porque por precaución al hecho que esta pieza se dañara. Así, en la actualidad, se coloca el “mono” de echar cohetes encima el traje de chaqueta que se lleva durante la procesión.

Como curiosidades, hay que detallar dos diferentes. Por un lado, en el año 1954 o 55, el segundo de los hermanos Rausell recordaba que el Tio Marto “El Covero” hacía la fiesta y, a causa de su longitud, le pidió a su padre que su cohete de luz fuera más largo que él. De este modo, Juan confeccionó un cohete de lujo 40 centímetros más largo del habitual, exclusivamente para Marto.

La otra de las anécdotas es aquella que provocó que el lanzamiento de los cohetes largos se tuviera que trasladar a la Alameda. Pues, cuando se dieron cuenta, la placeta del Sol estaba llena de gallardets y adornos, de punta a punta, los cuales impedían que el espectáculo de luz y fuego se llevara a cabo sin peligro de incendio. Pero de una forma muy resolutiva, este acto se celebró en la ya mencionada explanada de la Alameda, en el tramo que se lleva a cabo la actual prueba de cohetes la noche de la celebración de Sant Antoni.

La Femelleta

Como tercera pieza clave y exclusiva de la pirotecnia de Bétera se podría hablado de la “femelleta”, propia de Bétera. En este caso, del cohete principal nacen seis coetecitos que cuentan con salida y trueno. El nombre de este cohete se debe al hacer de que es considerada como una mujer que “pare” al suyos coetets. De la coetà del gos también podríamos hablar, pero no lo haremos hasta que no llegue ese día. De este modo, el próximo 17 de agosto os contaremos algunas anécdotes más en torno este día.

Por la recuperación y el mantenimiento de nuestra tradición: Amics del coet, Vol Lliure y Fogoners.

Además de nuestra pirotecnia por excelencia, hay que hablar también en este especial de la tarea realizada por diferentes asociaciones locales que trabajan para poder mantener todas estas manifestaciones, donde la pólvora es la principal protagonista.

De este modo, nació la Asociación Amics del Coet. Por hablar de ella hay que trasladarse hacia el año 2007. En esta fecha apareció  la Directiva 2007/23/Ce del Parlamento Europeo, en lo referente a los artículos pirotécnicos. Dentro de la normativa existían unas restricciones que se consideraba que “hacían peligrar la continuación y futuro de nuestras fiestas”. Al escuchar a los medios de comunicación los impedimentos que desde la Unión Europea se quería posar en relación a los cohetes y fuegos de artificio, el vecino Jaume Pareja se alarmó y enseguida pensó que ante esta situación no podía quedarse quieto.

Cuando llegó 2008, Jaume empezó a informarse y se encontró con mucha gente la cual compartía su mismo anhelo, según él mismo cuenta en el libreto de fiestas del año 2014. Así, tomó la decisión de crear una asociación.

Durante este proceso, se metió en contacto con la Federación Valenciana de Asociaciones de Amigos del Cohete (F.V.A.A.C).
En una reunión lo informaron sobre la creación de una transposición de la Directiva de Parlamento Europeo. Aquí aparece la Instrucción Técnica Complementaria 18, donde se protegen tradiciones como la Cordà y el resto de modalidades relacionadas con los cohetes. Según nos explicaba Pareja, dentro de esta instrucción los únicos requisitos que se mete para poder continuar con nuestras fiestas, tal cual las hemos conocido, es estar inscritos a una Asociación Legalmente Constituida. A finales de ese mismo año presentó en Consellería el papel para dar de alta a la futura asociación. Ya en 2009, después de una temporada considerable de trámites, por fin
se consiguió que la Asociación Amics del Coet de Bétera se constituirá legalmente y oficialmente.
Amigos del Cohete trabaja porque la pólvora esté presente en todos los actos festivos de la localidad, no solo en el de agosto sino también el relativo a otra festividad, y se haga un buen uso de ella. Así mismo, velatorio por el cumplimiento de la normativa vigente y por la formación de todas aquellas personas que participan.

Haciendo un breve repaso, durante sus primeros años de vigencia, “Amics del Coet” va ya recuperar algunas actuaciones tradicionales. En esa línea, a 2010 realizaron la abrochó tradicional con el carro y la pesa, al pasacalle de Cristo con cohetes. A 2011 rescataremos la despertó del día 15 de agosto y fue el primer año que sacaron a la Divina Pastora. En el año 2012, en el día de Sant Antoni y el “Día del Gos” para los más pequeños, hicieron una demostración de las diferentes modalidades de “Cordà” que se hacen en la Comunidad y se organizó una exposición bajo el nombre “Fuego de coeteria”.

Vol Lliure

La penya Vol Lliure se fundó oficialmente en 2015. El año empieza para ellos siempre en el mes de noviembre, haciendo una comida para recibir a los nuevos socios. Este día siempre se realiza la fotografía oficial de grupo. En 2019 celebraron su 5.º cumpleaños, participando en varios actos durante el año. Esta peña participa en Sant Antoni, haciendo habitualmente un lanzamiento de cohetes de lujo y una coetà de cajones. Por otro lado, cada año organiza un concurso de dibujo infantil para niños de primaria, bajo la temática Albahacas y Cohetes. Así mismo lleva a cabo un concurso de paellas, habitualmente en el mes de Junio. También participa en la Cordà y Coetà de las Fiestas de Bétera, el día 16 de agosto y han participado en la Festividad del Cristo de la Protección. Su presidente es Toni Grande.

El deseo de esta entidad es que sus sucesores puedan disfrutar de la fiesta tal cual lo hemos vivido nosotros. Desde que tienen uso de razón, han vivido la noche del 15 de agosto como si fuera un ritual sagrado. Todos recuerdan como esperaban con emoción, desde muy pequeños, la llegada de este día y como los mayores preparaban toda la indumentaria y elementos necesarios para echar cohetes durante toda la jornada. La armonía que se creaba entre vecinos, amigos y conocidos del pueblo es, para este grupo, incalculable. Pues, ya no se trataba suelas de echar cohetes sino que en torno a esta festividad se formaba una especie de rutina y costumbres que era casi imperdonable el hecho de saltar algún paso. Ir barrio por barrio, el hecho de hacer la paradita a algún bajo donde siempre había alguien que te abría sus puertas para ofrecerte algo de comida o de beber, el ambiente de aquellas personas que miraban expectantes y maravillados como otras llenaban de luz y olor de pólvora su calle…

Fogoners

La asociación más reciente de las tres es Fogoneros. La Asociación Fogoneros fue fundada a Octubre de 2015, después de la Majoralia de este mismo año. Al acabar las fiestas unos cuántos hombres de aquella pandilla pensaron que sería una buena propuesta organizar un nuevo grupo coetero en Bétera, por el simple hecho
de que son unos fervorosos

amantes de los cohetes y de las tradiciones relacionadas con el cohete y la pólvora de nuestro pueblo.

Esta asociación participa y colabora en los actos programados en el día grande de las fiestas del pueblo la madrugada del 16 de agosto, concretamente en las medidas de seguridad y coordinación para llevar a cabo la Cordà y la Coetà. Forman parte de la mesa de trabajo coetero formada por el Ayuntamiento, las peñas coeteras y grupos de Mayorales.

Los Fogoneros han llevado a cabo un curso de formación CRE para adultos y menores en Bétera para facilitar la formación a los nuevos miembros de las peñas y así como a los falleros de las comisiones del municipio. Desde su creación, han colaborado en las pandillas de Obreras y Maoyrales, la cordá infantil.

El año pasado fue el primer año que Fogoneros participó en los actos de Sant Antoni, para probar también sus cohetes para la noche del 15 de agosto de madrugada del 16 de agosto. Cada socio va habitualmente por dónde quiere a tirar los cohetes durante esta noche mágica de las Fiestas de agosto. Su Presidente es Ramón Carretero.

Bibliografía: Libreto de fiestas 2013, 2014 y 2017, textos escritos por nuestra redactora Carmen Sorlí Contreras con la colaboración de Jose y Vicent Rausell, Amics del Coet y Vol Lliure. Información de Fogoners, entrevistas realizadas para este periódico.

 

Imprimir article
Comenta aquesta notícia