Un vecino del municipio de Bétera nos ha dejado la siguiente reflexión y enviado las imágenes que adjuntamos a continuación:

“A falta de una instalación al uso, y sin llegar a ser completamente adecuado, el Parc d’esplai es el único lugar de Bétera donde practicar patinaje en sus diferentes variantes. Ocurre que también es un lugar que algunos adolescentes utilizan como refugio nocturno para organizar sus botellones. Además del peligro de contagio, los restos de sus excesos quedan esparcidos en forma de afilados cristales que pueblan toda la superficie patinable, suponiendo un riesgo extremo para menores, jóvenes, y no tan jóvenes que pretenden disfrutar del deporte. A ello se suma la falta de mantenimiento mínimo y limpieza”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia