(EFE) El sindicato de trabajadores de la educación STEPV ha solicitado a la Conselleria de Educación la convocatoria urgente de la Mesa Sectorial y el Fòrum Educatiu. La finalidad de esta convocatoria es revisar los protocolos ante el incremento alarmante de contagios por COVID-19 y la proximidad del inicio del curso escolar.

Según ha señalado el sindicato en un comunicado, se pretende analizar la situación y tomar las medidas oportunas, además de las que ya se contemplan en el protocolo sanitario y el plan de contingencia de julio.

Desde el SETPV, han destacado que en su momento realizaron una serie de propuestas que afectan al inicio del curso que no se recogieron y que ahora se está viendo que son necesarias.

Entre ellas, la toma de la temperatura o la realización de PCR periódicamente; que las EPI, especialmente las mascarillas, sean de calidad y de máxima protección, o la incorporación de expertos en prevención de riesgos laborales en la revisión de los planes de contingencia de los centros educativos.

También se pide desde el sindicato la redefinición de los criterios para la determinación de los escenarios de riesgo, pues considera que el personal docente, que está en el nivel 3 de “baja probabilidad de exposición”, debería estar como mínimo en el nivel 2, en el que sí que es requiere protección específica (mascarillas).

Asimismo, consideran que el uso de la mascarilla debería ser obligatorio para el alumnado en los lugares comunes y en los traslados dentro del centro educativo, y que éstas deben ser las apropiadas, que garanticen la máxima seguridad, como las FFP2.

El SETPV pide además más concreción en la actuación del centro ante la detección de un caso con síntomas de COVID-19.

Otra de las propuestas del sindicato son el escalonamiento de la incorporación del alumnado en el inicio del curso; la posibilidad de acogerse a la jornada continua para aquellos centros que así lo soliciten, y ratios por aula en infantil y primaria de 15 alumnos como máximo (20 en el caso de grupos burbuja).

Para el sindicato, la evolución de la pandemia obliga a revisar los protocolos que se hicieron hace unas semanas y considera que estas medidas se deben de incorporar al plan de contingencia para garantizar la máxima seguridad de todo el personal docente, no docente y alumnado.

En este sentido, ve necesario que antes del 1 de septiembre la Conselleria convoque a las organizaciones de la comunidad educativa para analizar nuevamente la situación y tomar las medidas complementarias necesaria para que el inicio de curso, el 7 de septiembre, se haga con seguridad.

Finalmente, también cree necesario valorar la posibilidad de empezar a prever escenarios de nuevos confinamientos, así como de retorno al trabajo telemático.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia