España se ha sumado a la compra centralizada de la vacuna de Astrazeneca que la Comisión Europea ha negociado durante las últimas semanas. Desarrollada por investigadores de la Universidad de Oxford, esta vacuna está considerada como una de las alternativas más avanzadas y se están llevando ya a cabo ensayos clínicos para garantizar su seguridad y eficacia.

El reparto se hará de manera equitativa entre los países acorde a su población. Al margen de este primer acuerdo, el comité negociador de la CE continúa en conversaciones con las diferentes compañías que están desarrollando alternativas de vacuna para poder satisfacer las necesidades de vacunación la Unión Europea y de terceros países.

Dos de estas negociaciones están ya muy avanzadas y las compañías prevén presentar en breve una propuesta oficial. Todas estas negociaciones se enmarcan dentro de la Estrategia Europea de vacunas, a la que se adhirió España en julio, que se basa en establecer una posición única europea que garantice el acceso global y equitativo a la vacuna para proteger al conjunto de la población.

Con esta pretensión, la Alianza Europea se enfoca en apoyar a la industria biotecnológica para acelerar los plazos hasta conseguir una vacuna segura y eficaz, incrementar su capacidad de producción y así poder garantizar dosis para la población europea.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia