El Pleno del Consell celebró ayer viernes una nueva sesión plenaria, a través de la cual se aprobaron diferentes medidas para continuar haciendo frente a la situación causada por la pandemia Covid-19.

A continuación, hacemos un balance de ellas:

Colaboración en investigación de recursos hídricos relacionados con la COVID-19 con varias universidades públicas de la Comunidad Valenciana

El Pleno del Consell ha aprobado la firma de tres convenios entre la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica y la Universidad Miguel Hernández de Elche, la Universitat Politècnica de València y la Universitat de València para la ejecución de varios proyectos de investigación aplicada a recursos hídricos en la Comunitat Valenciana, relacionados con la COVID-19, por un importe global de 150.000 euros para 2020.

El objetivo del convenio con la Universidad Miguel Hernández, al que la conselleria aporta 50.000 euros, consiste en el desarrollo de dos proyectos de investigación aplicada: “Calidad de las aguas de las redes de drenaje agrícola del sur de la Comunidad Valenciana” y “Evaluación de la presencia de SARS-CoV-2 en aguas residuales, regeneradas y drenajes” relacionados con: la depuración de aguas, ecosistemas acuáticos y marinos; gestión de recursos hídricos; recarga de acuíferos y también eficiencia energética.
En el acuerdo con la Universitat de València, la Conselleria aporta 50.000 euros, que servirán para el desarrollo de dos proyectos de investigación aplicada: Vigilancia epidemiológica de la COVID-19 en aguas residuales y Análisis de la capacidad de tratamiento de aguas residuales al área metropolitana de València.
La relación que se establece mediante el convenio con la Universitat Politècnica de València lleva a una colaboración económica por parte de la conselleria de 50.000 euros, para la financiación del proyecto de investigación “Estado ecológico de la masa de agua costera C017: Santa Pola-Guardamar del Segura, dinámica litoral, fuentes de contaminación y sus medidas de gestión”, relacionado con: la depuración de aguas; ecosistemas acuáticos y marinos; gestión de recursos hídricos; recarga de acuíferos y eficiencia energética.

Ratificación del plan de actuación en los recursos de diversidad funcional y salud mental por la COVID-19

El Pleno del Consell ha ratificado la resolución de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas sobre el plan de actuación en los centros y recursos dirigidos a personas con diversidad funcional o problemas de salud mental de la Comunitat Valenciana, en el contexto de crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 para adaptarla a la nueva regulación sanitaria.

La actual situación de la pandemia ha llevado a la elaboración de esta resolución con la finalidad de prevenir el contagio y proteger la salud de las personas con diversidad funcional o problemas de salud mental, estableciendo un plan de actuación en la actual situación de crisis sanitaria.

La resolución establece, entre otras cuestiones, que los centros deberán garantizar el cumplimiento de las medidas establecidas por las autoridades sanitarias, incluida la realización de pruebas a las personas trabajadoras que se incorporen al puesto de trabajo por primera vez o lo hagan después de vacaciones o permisos.

Los trabajadores y trabajadoras, que también deberán realizarse las PCR con la periodicidad que establezcan las autoridades competentes, seguirán las medidas de seguridad e higiene marcadas desde la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, al igual que las personas que residan o bien en residencias o en viviendas tuteladas.

En el caso de estas últimas, los nuevos ingresos o los reingresos deberán ir acompañados por la realización de una prueba PCR durante las 72 horas previas, que deberá ser negativa, y una vez acceda al centro deberá realizar un aislamiento preventivo durante 14 días. Si se realiza una PCR a los 10 días y ésta da negativa de nuevo se podrá levantar el aislamiento.

Las residencias o viviendas libres de COVID-19 deberán elaborar un protocolo sobre las salidas, en el que éstas se limitarán atendiendo a las circunstancias personales de cada persona residente y a la situación de la pandemia.

Las salidas serán sin pernoctación y tendrán que realizarse por las personas residentes con acompañamiento profesional o familiar o de la persona tutora y/o próxima, previa autorización del centro atendiendo criterios que garanticen la seguridad de la totalidad de las personas residentes de este.

Estas limitaciones no serán de aplicación para las personas que por su grado de autonomía tengan actividad laboral, formativa o relaciones sociales autónomas o estén en un programa de vida independiente. En estos casos mantendrán sus rutinas ordinarias con las limitaciones que se establezcan para la población general.

Aquellas personas residentes que se vayan de vacaciones con sus familiares solo lo podrán hacer durante un periodo igual o superior a 7 días y tendrán que solicitarlo con antelación y firmar ellas o sus representantes legales, según el caso, el protocolo de salidas vacacionales de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas que a tal efecto le facilitará la dirección del centro.

La resolución establece que se permitirán las visitas, siempre con cita previa, y de una duración máxima de una hora, de un familiar o persona tutora o próxima por persona residente.

Estas visitas se regularán teniendo en cuenta el número de persona residentes en la residencia o vivienda, para evitar aglomeraciones, así en los centros residenciales con capacidad hasta 50 plazas, se permitirá un máximo del 30 por ciento de visitas en relación con el número de plazas ocupadas del centro residencial.

En los centros con capacidad entre 50 a 100 plazas, se permitirá un máximo del 25 por ciento, en los centros de más de 100 plazas, se permitirá un máximo del 20 por ciento de visitas en relación con el número de plazas ocupadas del centro residencial y en el caso de las viviendas, se permitirán un máximo del 30 por ciento de visitas diarias en relación al número de personas convivientes.

Las visitas se harán preferiblemente en espacios al aire libre, y en todos los casos cumpliendo las normas de seguridad e higiene.

Ratificación del plan de actuación en los recursos para personas mayores por la COVID-19

El Consell ha ratificado la resolución de la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas sobre el plan de actuación en las residencias de personas mayores dependientes, los centros de día, las viviendas tuteladas y los CEAM-CIM de la Comunitat Valenciana, en el contexto de la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.

La actual situación de la pandemia ha llevado a la elaboración de esta resolución con la finalidad de prevenir el contagio y proteger la salud de las personas mayores, que son extremadamente vulnerables ante la incidencia del coronavirus.

La resolución establece, entre otras cuestiones, que las residencias o viviendas libres de COVID deberán elaborar un protocolo sobre las salidas, en el que éstas se limitarán atendiendo a las circunstancias personales de cada persona residente y a la situación de la pandemia.

Las salidas, que siempre deberán contar con una autorización por parte del centro, serán sin pernoctación y en ellas las personas residentes deberán ir acompañadas o bien de un profesional del centro o familiar o persona allegada, que será la encargada de firmar una declaración responsable, comprometiéndose a adoptar todas las medidas preventivas.

Los periodos de vacaciones no podrán ser superiores a los 7 días, y tendrán que solicitarlo con antelación y firmar ellas o sus representantes legales, según el caso, el protocolo de salidas vacacionales de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas que a tal efecto le facilitará la dirección del centro.

La resolución establece que se permitirán las visitas, siempre con cita previa, y de una duración máxima de una hora, de un familiar o persona tutora o próxima por persona residente.

Estas visitas se regularán teniendo en cuenta el número de persona residentes en la residencia o vivienda, para evitar aglomeraciones, así en los centros residenciales con capacidad hasta 50 plazas, se permitirá un máximo del 25 por ciento de visitas en relación con el número de plazas ocupadas del centro residencial.

En los centros con capacidad entre 50 a 100 plazas, se permitirá un máximo del 20 por ciento, en los centros de más de 100 plazas, se permitirá un máximo del 10 por ciento de visitas en relación con el número de plazas ocupadas del centro residencial

Las visitas se harán, preferiblemente, en espacios al aire libre y en todos los casos cumpliendo las normas de seguridad e higiene.

La resolución garantiza de forma excepcional las visitas en caso de fuerza mayor que estarán justificadas al objeto de garantizar un proceso final de la vida digno a las personas mayores y contribuir al desarrollo de un duelo menos traumático para su entorno. En estos casos podrán acceder familiares o personas allegadas limitándose a una persona por turno.

Estas visitas en caso de fuerza mayor también será de aplicación para aliviar la descompensación neurodegenerativa de la persona residente cuando así lo considere el equipo técnico profesional del centro.

Los centros, por su parte, deberán garantizar el cumplimiento de las medidas establecidas por las autoridades sanitarias, incluida la realización de pruebas a las personas trabajadoras que se incorporen al puesto de trabajo por primera vez o lo hagan después de vacaciones o permisos, así como a las personas residentes que ingresen por primera vez o después de un periodo de vacaciones.

En el caso de estas últimas, los nuevos ingresos o los reingresos deberán ir acompañados por la realización de una prueba PCR durante las 72 horas previas, que deberá ser negativa, y una vez acceda al centro deberá realizar un aislamiento preventivo durante 14 días. Si se realiza una PCR a los 10 días y ésta da negativa de nuevo se podrá levantar el aislamiento.

Los centros deberán contar con la posibilidad de aislar a un 10 por ciento de las personas residentes en habitaciones con baño propio o en un espacio adaptado que tenga anejos baños de uso exclusivo. Este porcentaje se incrementará hasta un 15 por ciento en aquellos centros donde la incidencia del virus sea mayor.

Ampliación del plazo para solicitar las ayudas al sector del libro valenciano como consecuencia de la COVID-19

El Pleno ha aprobado abrir un nuevo plazo de diez días naturales, a partir del mismo día de la publicación de esta modificación en el DOGV, para hacer la presentación de solicitudes para la concesión directa de subvenciones urgentes al sector del libro valenciano como consecuencia de la COVID-19.
Como que el plazo establecido inicialmente (desde el día 13 de agosto hasta el día 1 de septiembre) estaba comprendido en periodo vacacional, con la dificultad consiguiente para obtener y aportar la documentación necesaria para presentar las solicitudes, y atendida la repercusión social y económica de esta ayuda, se considera que con una nueva apertura de los plazos se facilita la presentación de nuevas suele•licitudes. Así, las nuevas solicitudes recibidas durante este segundo periodo se añadirán a las ya presentadas y se seguirá la orden de presentación.
La situación de crisis derivada de la COVID-19 ha afectado el sector de la cultura y, concretamente, el sector del libro valenciano, en que los y las profesionales, la actividad de los cuales se ha considerado no esencial en virtud del artículo 10 del Real Decreto 463/2020, se han visto obligados, por la declaración del estado de alarma, bien a reducir la actividad, bien a cerrar los establecimientos, por lo tanto, han visto reducidos considerablemente los ingresos y también se ha aumentado la vulnerabilidad del sector.
Por lo tanto, el Decreto 110/2020, de 7 de agosto, del Consejo, atiende la necesidad de dar una solución urgente a la situación excepcional del sector del libro valenciano, y las actuaciones que prevé presentan un interés público y social. Cultura de la Generalitat destina 1 millón de euros a esta medida, que se enmarca dentro del plan ‘reactivamos’ mediante la Dirección General de Cultura y Patrimonio.
La medida supone la reconducción más efectiva marcada en un primer momento dentro del paquete de medidas ‘reactivamos’, por el hecho que se dobla el presupuesto inicial de reactivación del sector del libro valenciano con un marco normativo de ayudas por medio de un decreto.
La modificación del nuevo plazo de diez días naturales de presentación de solicitudes tendrá efecto a partir del mismo día de la publicación en el ‘Diari Oficial de la Generalitat Valenciana’.

Contratación de la Cruz Roja para servicios de vigilancia y control higiénico-sanitario en el Aeropuerto de Castellón

El Consell ha aprobado la contratación de emergencia, en el marco de lucha contra la expansión de la COVID-19, de los servicios del personal sanitario de la Cruz Roja para colaborar en las tareas de vigilancia y control de las medidas higiénico-sanitarias a los viajeros del Aeropuerto de Castelló.

El contrato asciende a 33.800 euros y el objetivo es garantizar el cumplimiento de las medidas de protección como consecuencia de la normativa aplicable derivada de la COVID-19.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia