Desde el pasado lunes, 14 de septiembre, el Cuartel General de Despliegue Rápido de la OTAN con sede en Bétera está llevando a cabo el ejercicio DEPLOYEX. Este ejercicio se realizará hasta el próximo jueves 24 de septiembre, según lo previsto.

Esta labor consiste en el despliegue de un Puesto de Mando Inicial que evoluciona hasta un Puesto de Mando Principal. Este ejercicio está dirigido por el teniente general jefe del Cuartel General de la OTAN, Fernando García-Vaquero, y está considerado

como el más importante a desarrollar en el segundo semestre de 2020 por parte de este cuartel general. A su vez, está enmarcado en el mantenimiento de las capacidades de despliegue durante el periodo de alerta como Mando de una fuerza multinacional conjunta de la Alianza, así como en la preparación para el próximo compromiso en 2021 como cuartel general de un Cuerpo de Ejército.

En este sentido, el ejercicio DEPLOYEX II/20 es un ejercicio de despliegue en la Base Jaime I de Bétera, del Cuartel General de Despliegue Rápido de la OTAN (NRDC-ESP por sus siglas en inglés) como Cuartel General de la Alianza Atlántica para liderar una fuerza desplegable. En el ejercicio se entrena el Cuartel General, junto con el Batallón de Apoyo, el Batallón de Policía Militar y una Unidad de Transmisiones del Regimiento de Transmisiones 21 con sede en Marines. Concretamente,  se adiestran en el montaje de un de puesto de mando avanzado (ICE) y su transformación en un puesto de mando principal (MCP, Main Command Post) con capacidad para conducir cualquier operación de la Alianza.

La finalidad de este ejercicio es culminar su preparación y contrastar su disponibilidad como Cuartel General Conjunto de la OTAN (JTF HQ, Joint Task Force Headquarters), rol que se asumió el pasado 01 de enero. También servirá para iniciar su transición hacia un nuevo compromiso con la Alianza Atlántica, asumiendo en 2022 el rol de Cuartel General de Cuerpo de Ejército para operaciones de combate convencional (Warfighting Corps, WFC), dentro de la estructura de Fuerzas de la Alianza.

Otro reto para este ejercicio es realizar un despliegue que garantice las condiciones de seguridad frente al COVID 19, manteniendo medidas de distanciamiento e implementando un estricto protocolo de higiene sanitaria.

En el ejercicio participan unos 200 militares de once naciones aliadas, y se despliegan más de 100 tiendas de campaña colectivas, muchas de las cuales corresponden a la nueva tienda con protección colectiva frente a ataques NBQ (nuclear, bacteriológico y químico), adquiridas recientemente por el Ejército de Tierra.

Con este ejercicio, el Cuartel General de Bétera continúa su adiestramiento para liderar organizaciones operativas y conducir operaciones de cualquier tipo; convencional, guerra híbrida o incluso de apoyo a organismos civiles, como ha quedado patente tras su participación en la Operación Balmis.

Este viernes, 18 de Septiembre, ha tenido lugar una jornada de puertas abiertas para que aquellos medios de comunicación que lo lo desearan pudiesen asistir y conocer in situ este ejercicio que se realiza en la misma Base de Bétera.

La jornada ha consistido en una explicación general del ejercicio, una visita a las instalaciones del Puesto de Mando y un breve recorrido por el mismo. De este modo, se han expuesto las generalidades del ejercicio, las capacidades del Puesto de Mando, así como el trabajo de las distintas células que lo integran.

A continuación, os ofrecemos unas imágenes de la visita. Este fin de semana os ofreceremos también un vídeo.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia