La semana pasada, el Santísimo Cristo de la Protección de Bétera celebró su festividad sin salir en procesión. Sin embargo, entre el nuevo grupo de portadores de la imagen, la Colla de Campaners, voluntarios y fieles, la celebración se llevó adelante de una manera especial.

Por un lado, la Colla de Campaners de Bétera tocó diferentes toques en los días de Triduo y domingo. En este sentido, domingo, día en el cual habitualmente se celebra la solemnidad del Santísimo Cristo de la Protección y su subida a la ermita por la tarde, las campanas marcaron con su sonido y dieron un punto de fiesta y alegría en nuestro pueblo.

Además, la colla aprovechó para presentar a través de sus Redes Sociales las dos campanas de Bétera que se encuentran bautizadas bajo la advocación del Santísimo Cristo de la Protección. Cada campana se encuentra instalada a una parroquia. La campana Santísimo Cristo de la Protección de la iglesia de los Desamparados tiene un peso de 86 kg, fue fundida en 2016 en Italia y es la que nos avisa todos los días con su sonido a misa diaria y festiva. En cuanto a la campana Santísimo Cristo de la Protección de la iglesia de la Purísima Concepció, esta cuenta con un peso de 725 kg (la campana más grande de nuestro pueblo) y fue fundida en 1998 en Extremadura. Esta campana es la encargada de dar el toque de las horas entre otras.

Por otro lado, el grupo de 29 portadores de la imagen del Santísimo Cristo de la Protección, recientemente formalizado, no pudieron este año llevar en procesión a la imagen pero no se quedaron con los brazos cruzados. Con la esperanza de poder salir en procesión el próximo año, esta formación compuesta por gente de todas las edades, repartieron durante la misa unas estampitas de Cristo con una imagen realizada por Vicent Bes (Bes Audiovisual) de Cristo con la albahaca detrás. Y es que precisamente, este grupo de portadores cuenta con una imagen corporativa donde predomina el color rojo (pasión de Cristo) y el verde de la albahaca (representativo de nuestro pueblo).

Hay que mencionar también, que el triduo y la misa se llevaron a cabo con todas las medidas de seguridad sanitarias pertinentes.

Imágenes cortesia de nuestro amigo Vicent Bes (Bes Audiovisual).

 

Imprimir article
Comenta aquesta notícia