El Ayuntamiento de Bétera ha vuelto a salir a la puerta de sus edificios municipales a mostrar su repulsa contra la violencia de género y como un gesto de apoyo a las víctimas, llevando a cabo un minuto de silencio.

Por su parte, la Mancomunidad Camp de Túria ha hecho el mismo realizando tres minutos de silencio en memoria de Li Na, la última víctima de esta lacra social.

Este último caso, ocurrido esta semana en València, se produjo la madrugada del miércoles al jueves. Li Na, una joven de 26 años, fue estrangulada a manso supuestamente de su pareja, de 24, que ha sido detenida. Al parecer, la pareja se conoció hace unos meses por Internet.

Por su parte, el Consejo también ha manifestado la unión de la sociedad valenciana “contra el terror machista”.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig; la vicepresidenta y consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra; el vicepresidente segundo y consejero de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau; representantes del Consell y de las instituciones valencianas y la sociedad civil han guardado también tres minutos de silencio ante el Palau de la Generalitat en repulsa por el asesinato en València de Li Na.

Durante su intervención, después de los tres minutos de silencio, la vicepresidenta y consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas ha indicado que “somos aquí por Li Na y por el derecho de todas las mujeres a vivir en espacios seguros, libres y de afecto y continuaremos siendo aquí como representación de las instituciones; de los agentes económicos y sociales; de las asociaciones feministas; de las entidades; de toda la sociedad civil valenciana unida contra el terror machista”.

En lo referente a esto, Oltra ha hecho hincapié que la sociedad está “unida y en comunión con el dolor de las víctimas y para continuar luchando por la libertad, la seguridad y la felicidad de las mujeres”

“Li Na tenía derecho en una vida larga, a cumplir sus sueños; tenía derecho a una relación de pareja basada en el afecto, respeto y afecto; tenía derecho a sentirse segura a vivir sin violencia. Le *Na tenía derecho al hecho que su vida no fuera asesinada prematuramente”, ha insistido la vicepresidenta.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia