El Pleno del Consell ha aprobado esta semana la declaración de emergencia para la contratación de los servicios y actuaciones necesarias para poder llevar a cabo el Plan de Actuación Post-Estado de Alarma en la Comunitat Valenciana (PAPEAL-CV).

La Comunitat Valenciana participa, junto con otras comunidades autónomas, en el Plan de Respuesta Temprana en un escenario de control de la pandemia por COVID-19, que es el instrumento del Ministerio de Sanidad para dar respuesta ante incrementos de la transmisión en un escenario de control de la pandemia.

En dicho marco, la Comunitat Valenciana cuenta con el Plan de Actuación Post-Estado de Alarma, que tiene como finalidad dotar de los medios y capacidades necesarios a los centros sanitarios, atención primaria y especializada, para poder dar respuesta a una actividad extra asociada al incremento de la transmisión del coronavirus.

Este plan conlleva una serie de actuaciones en las diferentes áreas y supone una inversión de 38.165.480 euros.

Por un lado, del total de presupuesto, el plan contempla la reforma y adaptación de las infraestructuras sanitarias para poder dotar a los centros de los medios necesarios, y que cuenta con una inversión de 21 millones de euros. Además, el gasto en equipamientos asociados a dichas reformas, que supone una inversión de 7’2 millones de euros.

Asimismo, otras actuaciones contempladas en dicho plan son acciones de comunicación e información para garantizar que la ciudadanía esté debidamente informada sobre las situaciones de riesgo, así como medidas de autoprotección y precauciones a adoptar con la finalidad de evitar la transmisión del coronavirus.

Para ello, se destinan 950.000 euros en actuaciones de comunicación orientadas a la prevención, protección y promoción de la salud de la población.

El Plan contempla también acciones para ampliar las capacidades en el ámbito de la atención sanitaria que se centran en un refuerzo de los sistemas de información, y que cuentan con una inversión de 8.000.000 de euros.

Asimismo, el Pleno del Consell ha aprobado la declaración de emergencia para la adquisición de 55.000 termómetros por importe de 428.500 euros, sin IVA.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia