Un equipo de investigación en el que participan personal de FISABIO, del Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe) y del CIBER-BBN, coordinados por la Universitat Politècnica de València (UPV), trabaja prácticamente desde que estalló la pandemia en una alternativa a las PCR. Fruto de estos meses, han llevado a cabo ya diferentes ensayos con un primer prototipo de test.

El proyecto, financiado por el Fondo Supera Covid-19, consiste en un test rápido de tipo Point-of-care (POC) basado en nanosistemas con puertas moleculares, que permitiría detectar de forma rápida -en 30 minutos-, fiable y sencilla si una persona está o ha estado infectada por SARS-CoV-2.

El test ideado y desarrollado por la UPV, FISABIO, IIS La Fe y CIBER-BBN contiene soportes porosos funcionalizados con moléculas capaces de bloquear las entradas de los poros. Así, en presencia de estímulo externo predefinido, la puerta se “abre” permitiendo la liberación de un indicador contenido en el interior de los poros.

El equipo de investigación ya ha obtenido resultados preliminares que demuestran que es posible emplear secuencias del genoma específicas de SARS-CoV-2 para activar la liberación de un colorante fluorescente desde una matriz porosa.

Los sistemas desarrollados están siendo testeados con muestras clínicas en el laboratorio del Hospital Universitari i Politècnic La Fe de València, en colaboración con el doctor Javier Pemán, responsable de la Unidad de Micología y Parasitología del Servicio de Microbiología del HUiP La Fe y del Grupo de Investigación en Infección Grave del IIS La Fe.

“Esperamos que este sistema se pueda emplear tanto para detectar directamente el coronavirus como para detectar secuencias específicas de RNA que indiquen la infección por SARS-CoV-2 sin amplificación por PCR. El sistema se ha ensayado con pacientes del HUiP La Fe y con personas asintomáticas y ha demostrado una alta fiabilidad diagnóstica, con gran sensibilidad y especificidad, con lo que estamos muy esperanzados de que este producto llegue al mercado y pueda ser utilizado cuanto antes para ayudar a controlar la pandemia”, destaca el doctor Javier Pemán.

El equipo de investigadores valencianos trabaja también en el desarrollo de un segundo test dirigido a identificar pacientes con alta probabilidad de desarrollar síntomas agudos (pronóstico grave). Pues, eentre los pacientes de COVID-19, existe un elevado número de individuos que desarrollan síntomas muy leves o que son incluso asintomáticos. Sin embargo, otros desarrollan síntomas muy graves.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia