Como cada 9 de octubre, el Día de la Comunidad Valenciana, vino ayer marcado por los distintos actos institucionales, mensajes y manifestaciones. No obstante, este año, dichos actos se han realizado de manera distinta, con aforos limitados, eventos adaptados y con medidas de seguridad y precaución sanitaria a causa de la pandemia de la Covid-19.

En primer lugar, las distintas manifestaciones que se celebraron en la jornada estuvieron marcadas por dicha pandemia y se desarrollaron sin incidentes, según EFE, y, en algunos casos, con mensajes soberanistas, como el defendido por Acció Cultural del País Valencià en un acto frente a Les Corts.

Acció Cultural del País Valencià y la Comissió 9 d’Octubre sustituyeron su tradicional manifestación por una concentración, que se celebró a las 18.00 horas en la Plaza San Lorenzo de la ciudad, donde se hizo público un comunicado, apoyado por distintas asociaciones, además de por los partidos Compromís, ERPV, EUPV y Podem, junto al sindicato CCOO.

Ante varias decenas de personas que mostraban pancartas en apoyo de la lengua Toni Gisbert, secretari de la Junta Directiva de Acciò Cultural, leyó el texto, en el que se manifestaba la voluntad de “construir el País Valenciano como sujeto de soberanía”. El propio Gisbert señaló el valor simbólico que le concede la asociación a celebrar la convocatoria del acto frente a les Corts, “sede de la soberanía del pueblo valenciano”, según expresó.

En palabras del portavoz, los manifestantes querían defender, por un lado, el autogobierno frente a las iniciativas de erosión del mismo desarrolladas “por el Gobierno español, agresiones en la gestión de la pandemia” que han quedado en evidencia cuando se ha demostrado que la mejor manera de afrontarla ha sido la del Govern valenciano. Por otro, “la igualdad lingüística”, ante el olvido del Govern del empleo del valenciano en sus comunicados con la población sobre materia sanitaria.

Y, finalmente, un nuevo modelo de financiación: “no vamos a permitir que se siga marginando al pueblo valenciano con el actual sistema de financiación autonómico”, según declaró a los medios de comunicación Gisbert.

Otros centenares de valencianos se manifestaron en en diversas concentraciones que hasta ocho organizaciones distintas habían convocado. La Delegación del Gobierno, que aprobó la celebración de todos estos actos, informó de que, a media tarde de hoy, no tenía noticia de que se hubiera producido ningún incidente reseñable y de que se respetaron, en términos generales, las medidas de seguridad diseñadas para evitar la propagación del coronavirus.

En el día de ayer, Valencia vio discurrir por su calles otras dos manifestaciones, una convocada por Avant (de 11 a 14h y desde San Agustín a El Magnanim) y otra por la Asociación Reino de Valencia de Gais y Lesbianas (de 18 a 21 h, de San Agustin a Mercado Central).

Durante la tarde se produjeron concentraciones de Asociación Mi Tierra (que celebró un acto cultural de 17 a 21 h en el Parterre sobre la figura de Jaume I y la idiosincrasia del pueblo valenciano antes y después de la reconquista); Defenem Valencia (que convocó a una concentración de 10 a 11 h en el Parterre); la Coordinadora Obrera Sindical (de 20 a 23 h en la Plaza del Ayuntamiento) y República Valenciana – Partit Valencianista Europeu (de 17’30 a 18 h en la Plaça dels furs).

Actos Institucionales

Generalitat Valenciana

El president de la Generalitat, Ximo Puig, recordó a las personas “anónimas y olvidadas” pero protagonistas esenciales de cualquier transformación social, y defendió que es “tiempo de alianzas” para salir de la crisis sanitaria, económica y social causada por el coronavirus.

En un acto institucional atípico con motivo del 9 d’Octubre, en el que el coronavirus ha obligado a reducir tanto el número de premiados como de invitados en el Palau de la Generalitat, Puig afirmó que la actitud que nos hará salir de esta situación será “la resistencia y no la rendición; la esperanza y no la resignación, y el futuro, no la nostalgia”.

“Es hora de la esperanza”, destacó Puig, quien cree necesaria una alianza entre generaciones; entre el Estado del Bienestar y los sectores productivos, y entre los territorios para hacer frente a esta pandemia.

Aseguró que el sector público y el privado son “las dos caras de una moneda” y ambos “se necesitan”, al tiempo que abogó por situar la unidad, la estabilidad y la serenidad por encima de la confrontación territorial porque, según dijo, “España no es el problema. ¿Qué España? Ese es el problema”.

Asimismo, afirmó que la vía valenciana es “más cogobernanza, mayor igualdad financiera, y más conexión emocional entre las partes y el todo” porque “ninguna parte representa el todo, por muy amplia que sea la circunvalación”.

El president aseguró que este “no es un 9 d’Octubre más”, pues por el camino se han perdido más de 1.680 vidas, “víctimas de una terrible pandemia que nos ha sumido en la tristeza, la preocupación y la incerteza”, pero aseguró que la historia “nos ha enseñado que cada vez que los valencianos se han caído, se han levantado”.

“Nos hemos levantado después de guerras y de epidemias, después de dictaduras y de crisis, después de riadas y pantanadas. Con sufrimiento y esfuerzo, pero siempre nos hemos levantado”, destacó, y ha sido gracias al pueblo valenciano, a “aquellos que escriben la historia con tinta invisible”.

Eso mismo ocurre en estos momentos. “No es la acción de los gobiernos, sino la actitud de la ciudadanía la que determinará la evolución de la pandemia”, ha afirmado Puig, quien ha añadido que el coronavirus ha fortalecido el tejido comunitario valenciano y ha mostrado “cómo las sinergias superan el individualismo”.

“Ahora la tela para coser el país es más fuerte y resistente”, ha manifestado, y ha abogado por impulsar una Comunitat “más verde, más digital y más protectora, con el revulsivo del apoyo europeo”, con el fin de que el futuro “genere expectativas y no desigualdades”.

“El futuro no se impone. El futuro no es la estación a la que vamos o a la que otros nos conducen. El futuro es la vía que hacemos entre todas y todos”, destacó

De los premiados por la Generalitat, el president aseguró que todos destacan por su “humanidad”, pues todos ellos están poniendo a las personas por encima de las cosas”, incluso de ellos mismos.

Por su parte, la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, recordó que no es la primera vez que este pueblo ha tenido que hacer frente “a desgracias colectivas” que lo han “puesto a prueba”, desde la DANA del año pasado, a la riada del 57 o las epidemias de cólera y peste del pasado.

“De todas ellas, el pueblo valenciano se ha rehecho con sacrificio y determinación”, destacó Oltra, quien afirmó que la pandemia actual “nos está poniendo la vida al límite” y enfrentándonos a “nuestra vulnerabilidad y nuestra fragilidad”.

“Nos estamos reencontrando y alterando las prioridades. Estamos viendo cómo las actividades esenciales para la vida las tenemos ante lo ojos y son muy simples y a la vez eternamente atávicas: criar, cuidar y curar”.

Impresiones de los distintos representantes políticos sobre el discurso de Puig y declaraciones relacionadas con el 9 de octubre

El vicesecretario general del PSPV-PSOE y síndic socialista en Les Corts, Manolo Mata, destacó que el discurso del president de la Generalitat, Ximo Puig, con motivo del 9 d’Octubre mostró que “hay esperanza y que es posible que vivamos en un mundo diferente pero mejor que el que conocíamos”. En declaraciones a los periodistas tras el acto institucional del 9 d’Octubre, Mata aseguró que el president ha planteado el reto de salir de esta crisis “todos juntos” y ha dicho que esa es “la batalla que tenemos que llevar adelante”.

El diputado de Compromís en Les Corts Juan Ponce destacó ayer la unidad del pueblo valenciano para hacer frente a la crisis del coronavirus, y  reinvidicó “los medios necesarios” para poder acometer “una reconstrucción como toca” de la Comunitat Valenciana.

En declaraciones a los periodistas tras el acto institucional del 9 d’Octubre, Ponce reclamó una financiación justa para la Comunitat

y mientras esta llega, “unos fondos de nivelación para que la reconstrucción sea la que necesita nuestra gente”.

El diputado de Compromís destacó la unidad del pueblo valenciano en un día como este y en una situación como la actual debido a la pandemia, así como su “gran capacidad”, junto con las instituciones valencianas, para “buscar un camino de salida adecuado” a esta crisis.

Finalmente, aseguró que las distinciones entregadas este viernes por la Generalitat “van mucho en ese camino de reconocer el trabajo de toda la gente que ha ayudado a levantar el país”.

La síndica de Unides Podem en Les Corts Valencianes, Naiara Davó, defendió ayer la necesidad de “continuar estirando hacia un horizonte republicano y federal” que permita seguir reforzando el autogobierno y el estado de bienestar e impulsando el relanzamiento de la economía.

En declaraciones a los periodistas tras el acto institucional del 9 d’Octubre, Davó felicitó al pueblo valenciano, “que está demostrando mucha responsabilidad para luchar contra el virus”, y consideró que la instituciones públicas deben “estar a la altura”.

Asimismo, dijo que para que el Consell pueda continuar protegiendo a la gente, la economía y aplicando derechos son necesarios “recursos, de una financiación justa pero también de una justicia fiscal que permita que más aporten quienes más tienen”.

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, aseguró tras el acto institucional en conmemoración del 9 d’Octubre en el Palau de la Generalitat, que esperaba, por parte del president, Ximo Puig, “un discurso más emotivo, con más contenido, y no el discurso de la resignación y la no unidad”.

Bonig dio la enhorabuena “a todo el pueblo valenciano” y ha considerado justo que la Generalitat, “como pidió el PP”, le haya concedido la Alta Distinción “por su entrega, trabajo, paciencia y responsabilidad”.

“El president ha apelado a la unidad y el PP se la ha dado, pero no quiere contar con el principal partido de la oposición. Habla de eficiencia, pero no se entiende cómo todavía no ha reorganizado el Consell, ha suprimido enchufados y no ha renunciado a uno solo de sus privilegios”, agregó.

Asimismo, lamentó: “no ha dicho nada de la financiación autonómica, del blindaje de la sanidad pública, del abandono del personal sanitario ni de los problemas de la sanidad. Hoy tenemos un gobierno dividido que apela a la unidad, pero que no acepta lo que le ofrece el PP”.

Por otra parte, añadió: “vivimos un momento complicado y quiero expresar todo mi apoyo al poder judicial, que es fundamental para la convivencia y el respeto al Estado de Derecho. Hemos de respetar la profesionalidad e independencia de los jueces frente al impresentable ataque del Gobierno de España”.

Por otra parte, cabe mendionar que al presidentas del PP de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, y del PP de la ciudad de València, María José Catalá, junto a la diputada nacional Belen Hoyo ofrecieron el jueves por la tarde un homenaje floral al Rey Jaume I en la escultura ecuestre de la plaza del Parterre de la capital valenciana. La ofrenda, consistión en una corona de laurel. A continuación,  las dirigentes populares dirigieron a la plaza del Ayuntamiento, donde frente a la Casa Consitorial del Cap i Casal desplegaron una Senyera gigante junto con militantes populares y miembros de Nuevas Generaciones del partido.

Por su parte, el diputado y presidente del grupo parlamentario de Vox en Les Corts, José María Llanos, consideró este viernes, tras asistir al acto oficial de conmemoración del 9 d’Octubre, que en el discurso del president de la Generalitat “ha faltado el reconocimiento a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que se han arriesgado por todos nosotros”.

“El president ha hablado de gestión, de acuerdos y de sentido común, pero la realidad es que lo que ha habido es incompetencia, imposición y que el sentido común ha sido el menor de los sentidos para el tripartito, que no cuenta ni con la sociedad ni con las víctimas”, afirmó.

“Únicamente se nos dice que salgamos adelante todos juntitos cogidos de la mano, sin asumir responsabilidades, pero nosotros siempre exigiremos justicia con las víctimas y sus familiares”, concluyó.

El síndic de Ciudadanos en Les Corts, Toni Cantó, lamentó este viernes que al discurso del president de la Generalitat, Ximo Puig, con motivo del 9 d’Octubre “le ha faltado calle”, en referencia al hecho de que “cualquiera que recorra nuestros pueblos se daría cuenta de la situación que viven nuestros autónomos y familias, del trabajo que tienen que hacer los profesionales sanitarios o de cómo están nuestros mayores”.

Tras asistir al acto de conmemoración del 9 d’Octubre en el Palau de la Generalitat, Toni Cantó se sumó “al homenaje a la sociedad valenciana, la principal responsable de la lucha contra la pandemia” y afirmó: “ojalá nuestros gobiernos, central y autonómico hubiesen estado a su altura”.

“Nosotros seguiremos trabajando en defensa de lo que creemos que está pidiendo -la sociedad-, acuerdos, que los políticos seamos útiles, que no estemos continuamente en la confrontación”, agregó.

Ayuntamiento de Valencia

El alcalde de València, Joan Ribó, apeló durante su discurso en el acto de homenaje a la Senyera celebrado este viernes en el Ayuntamiento a la resiliencia de la ciudadanía, al trabajo conjunto entre las administraciones públicas y a reivindicar una financiación justa para los valencianos como las medidas más eficaces para superar la grave crisis sanitaria, económica y social generada por la pandemia de la covid-19.

En un acto celebrado en el Salón de Cristal del consistorio, en vez de la tradicional procesión cívica y ofrenda floral ante la estatua ecuestre de Jaime I, Ribó reivindicó tanto las señas de identidad de los valencianos (la lengua y las tradiciones) como una decidida defensa de la democracia como modelo de convivencia, al tiempo que aseguró que, pese al impacto de la crisis, el proyecto de ciudad para el siglo XXI no puede quedar en el olvido.

Tras defender una justicia social para que ningún ciudadano se quede atrás, el alcalde resaltó la puesta en marcha de un “ambicioso plan para hacer efectiva la recuperación económica y social de la ciudad” y abogó por una firme defensa del patrimonio natural y cultural, así como por la apuesta por la innovación.

En un discurso leído íntegramente en valenciano, Ribó comentó que el de 2020 es un 9 d’Octubre que “no se parece en nada al habitual” por la incidencia de la covid, que ha obligado a una celebración diferente, sin la salida de la Senyera por el balcón del edificio consistorial, sin procesión cívica y sin ofrenda floral, “pero eso no nos impide sentir y emocionarse ante los valores y singularidades que nos caracterizan como pueblo”.

A pesar del impacto de la pandemia, el alcalde, tuvo palabras de recuerdo para las víctimas, subrayando que “el proyecto de ciudad no puede quedar paralizado, hay que seguir trabajando para lograr una mejor calidad de vida en todos los barrios. Hay que mantener la colaboración entre administraciones, trabajar codo con codo, para lograr un régimen de capitalidad para València y más inversiones” para lograr esos objetivos.

También exigió equidad entre las comunidades autónomas y una financiación justa para la Comunitat Valenciana para mejorar los servicios públicos (sanidad, educación, protección social…). “Solo si hay una financiación justa existirá un autogobierno real”, reclacó.

En el acto intervino también el president de la Generalitat, Ximo Puig, quien pidió “trellat” y sensatez para hacer frente a la pandemia porque “la mejor bandera es la responsabilidad y no renunciar a la colaboración”, por lo que pidió a las instituciones estar “a la altura de la ciudadanía, pues quien no suma, resta. “Es la hora del trellat pues es la mejor vacuna contra las disputas estériles”, manifestó.

El concejal de Ciudadanos Narciso Estellés, que fue el encargado de trasladar la Real Senyera desde el Museo Histórico al Salón de Cristal, afirmó: “estamos en un momento clave de la recuperación. Ahora más que nunca hay que ser solidarios con los que menos tienen y trabajar juntos desde las administraciones para ser útil a la sociedad. No les podemos fallar”.

Después del acto, la portavoz del PP, María José Català, manifestó: “echamos en falta la bajada de la Real Senyera desde el balcón del Ayuntamiento como gesto de respeto a la seña de identidad más importante de los valencianos”. Català pidió recuperar como parte de la procesión cívica la entrada de la Real Senyera en la catedral: “Cuando gobierne el PP la Real Senyera volverá a entrar en la catedral el 9 d´Octubre como marca la tradición y la historia”.

El acto finalizó con la lectura poema “Cant de la Senyera” de Carles Salvador, la interpretación de los himnos oficiales y el disparo de una mascletà simbólica desde la azotea del edificio consistorial.

Ayuntamiento de Bétera

Por su parte, el Ayuntamiento de Bétera publicó un mensaje en sus redes sociales con el siguiente mensaje:

“Buenos días, hoy celebramos el Día de la Comunitat Valenciana, hace unos meses demostramos desde nuestros
balcones, desde nuestras casas, la fortaleza de los valencianos y valencianas y la unión de nuestro pueblo frente a las adversidades.
Solidaridad, unión y responsabilidad, tres pilares fundamentales que la sociedad valenciana ha demostrado tener a lo largo de su historia y en particular durante la pandemia. Hoy Día de la Comunitat Valenciana, con nuestra senyera en el balcón como símbolo de identidad, celebramos lo que somos, lo que hemos sido y lo que seguiremos siendo: un pueblo amable, humilde y fraterno”.
Cabe recordar que, además, desde el área de Fiestas se emprendió la campaña “Trau la teua Senyera” para que los vecinos y vecinas engalanasen Bétera con la bandera de todos los valencianos y valencianas. La iniciativa pretendía invitar a la ciudadanía a sacar sus señeras en la calle y vivir el sentimiento de ser valenciano de una manera simbólica.
Por otra parte, Compromís per BéteraPSPV-PSOE de Bétera y Vox Bétera también realizaron sus diferentes publicaciones en este día.
Imprimir article
Comenta aquesta notícia