La hoja de ruta de la Diputación de València en defensa de la autonomía local y la mayoría de edad de los municipios se ha vuelto a posar de manifiesto en el pleno de octubre, celebrado este el pasado martes. En esta sesión telemática, el presidente Toni Gaspar ha hecho partícipes a todos los grupos de la propuesta de creación del Reglamento Orgánico de la institución con el objetivo de aumentar la participación de los alcaldes y alcaldesas de la provincia en el día a día de la Diputación.

El presidente de la Diputación desgranó las principales novedades de la propuesta que trasladará Presidencia, como son la creación de un escaño 32 que permitirá dar voz a los alcaldes y alcaldesas en el pleno provincial, permitiéndolos así trasladar sus reivindicaciones y preguntas al equipo de gobierno de la corporación en la sesión plenaria mensual; la creación de un consejo de alcaldes de la provincia con capacidad para adoptar resoluciones conjuntas; y la celebración de un debate sobre el estado de la provincia en cada ejercicio, excepto los años en que haya convocadas elecciones municipales.

El nuevo reglamento de la Diputación que busca el consenso entre los diferentes grupos políticos en la institución también incluye la creación de una oficina que superviso el cumplimiento de las obligaciones e incompatibilidades de los diputados provinciales y prevenga de posibles conflictos de intereses, así como el refuerzo del control de la contabilidad de las subvenciones que perciben los grupos representados en la corporación.

En la misma línea de consenso y transparencia, y en una sesión plenaria que ha dado cuenta del informe de Intervención sobre la evolución positiva en la gestión de la Diputación y las debilidades a mejorar, en el marco de la ley de régimen de control interno que entró en vigor en 2018, también ha prosperado una moción presentada por Ciutadans y enmendada por el equipo de gobierno para la elaboración conjunta de los presupuestos del próximo año.

Los grupos han votado por unanimidad la celebración de tantas comisiones extraordinarias de Hacienda sean necesarias, con la participación de todos, porque las enmiendas que se vayan incorporando en la base de los Presupuestos 2021 acaban dando forma al documento definitivo que se espera aprobar con el mayor consenso posible a finales de año.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia