El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha afirmado este lunes que durante estos días se estudiarán las medidas adoptadas la semana pasada para tratar de frenar el avance del coronavirus en la Comunidad Valenciana y, “en función de la acontecer y de cómo avanzan los diferentes parámetros, se tomarán nuevas medidas”.

Puig ha asegurado que desde el ámbito sanitario se están preparando para el que está siendo ya una realidad, como es el incremento de hospitalizaciones y de ingresos en UCI de pacientes con covid-19.

“No estamos en un momento de estrés pero hay que prepararse porque cualquier ciudadano que se vea afectado tenga la mejor respuesta posible”, ha asegurado Puig, quien ha insistido en la importancia de la corresponsabilidad de cada persona para frenar los contagios.

Aunque ha asegurado que “la inmensa mayoría” está haciendo “un esfuerzo extraordinario y siguiendo las directrices que marcan las autoridades sanitarias”, ha manifestado que se tiene que insistir en esta cuestión.

“Todo esfuerzo que basura para cumplir las normas es fundamental”, ha manifestado el presidente, para quién “esto va de corresponsabilidad”.

En este sentido, ha señalado que estos días se valorarán las medidas adoptadas la semana pasada, como el confinamiento perimetral de toda la Comunidad Valenciana y la limitación a seis personas en reuniones sociales, y, “en función de la acontecer y de cómo avanzan los diferentes parámetros, se tomaron nuevas medidas”.

Así mismo, Puig ha explicado que este lunes por la mañana ha mantenido una reunión con la consejera de Sanidad, Ana Barceló, con la cual continuará trabajando, igual que están haciendo intensamente los servicios de Salud Pública.

El presidente ha agradecido a todos los profesionales sanitarios y a los rastreadores, que suman más de 1.500 en la Comunidad Valenciana, el trabajo que están haciendo para tratar de “atajar los focos los más rápidamente posible y mejorar la capacidad de respuesta” al virus.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia