La Conselleria de Educación, Cultura y Deporte, una vez escuchados los sindicatos docentes, y con los cambios que se han producido los últimos días a causa de la declaración del estado de alarma hasta el próximo 9 de mayo de 2021, ha informado en Mesa Sectorial que las pruebas de las oposiciones aplazadas por la COVID-19 se iniciarán el próximo 15 de mayo. De este modo, las pruebas tendrán lugar el sábado siguiente al alzamiento del estado de alarma.

Según la directora general de Personal Docente, Lina Herranz: “La declaración del estado de alarma hasta el 9 de mayo es un factor nuevo que no estaba encima de la mesa cuando Educación de la Generalitat anunció la opción de iniciar las oposiciones en marzo. Por eso, nos adaptamos a las circunstancias y las pruebas arrancarán a mitad mayo para asegurar el máximo que sea posible la celebración de estas oposiciones, que ya tuvieron que ser aplazadas por los efectos de la pandemia”.

El desarrollo de las pruebas de la fase de oposición a lo largo de más de dos meses se hace por si la evolución de la COVID requiriera alguna readaptación del calendario y así poder tener capacidad para dar solución a hipotéticos contextos que obligaron a reprogramar los exámenes, puesto que “el objetivo es poder asegurar la celebración de esta convocatoria de oposiciones que tanta gente espera”, ha dicho Herranz.

En la convocatoria que se retoma para 2021 se sacan de nuevo a concurso-oposición 3.575 de libre acceso. De estas, 2.771 corresponden a 30 especialidades del cuerpo de profesorado de Enseñanza Secundaria. Dentro de este cuerpo se convocan oposiciones a 30 especialidades diferentes, pero solo cinco de estas concentran más de la mitad de las plazas (el 54,3%). Son, por este orden: Matemáticas (424 plazas), Lengua Castellana y Literatura (300 plazas), Lengua y Literatura Valenciana (300 plazas), Anglés (253 plazas) y Geografía e Historia (230 plazas).

Aspirantes en cuarentena podrán hacer las pruebas otro día

Educación, tal como ha consensuado con los sindicatos, incluirá en la convocatoria de las oposiciones la consideración de ‘causa de fuerza mayor’ a la imposibilidad de asistir a las pruebas de los aspirantes que se puedan encontrar en ese momento en confinamiento domiciliario obligatorio; también para los aspirantes, que en el momento de personarse en los lugares de realización del ejercicio, no puedan acceder al recinto porque se los haya detectado fiebre o cualquier otro síntoma de la COVID-19.

Según Herranz: “Esto permitirá a las personas aspirantes, que se encuentran en alguna de estas dos circunstancias, que puedan hacer la prueba otro día, de acuerdo con la planificación y el calendario establecido para la realización de exámenes, sin que en ningún caso se demore en el tiempo porque no se perjudique el derecho del resto de aspirantes a la conclusión del proceso en un tiempo razonable”, y ha añadido que “por este motivo, consideramos imprescindible iniciar las pruebas antes de junio y poder alargar un poco el proceso en el tiempo”.

Educación también se compromete a aumentar el número de tribunales evaluadores, por lo cual cada tribunal evaluará menos aspirantes. Además, también aumentará las diferentes sedes para realizar las pruebas y esto comportará menos aspirantes por suyo y, por lo tanto, permitirá garantizar las distancias de seguridad y todas las medidas de higiene necesarias para garantizar la realización de las pruebas.

Paralelamente también se dispondrá limitar las reuniones presenciales de los tribunales examinadores. Todos los encuentros de las personas que integran los tribunales que sean susceptibles de hacerse de manera telemática se harán por videoconferencia.

La previsión de Educación de la Generalitat es publicar la convocatoria de oposiciones antes de que acabo noviembre para, de este modo, poder abrir el plazo de inscripciones a lo largo de diciembre. El procedimiento de tramitación de las inscripciones será 100% telemático, igual que en las dos oposiciones docentes precedentes.

Se prevén unos 20.000 aspirantes a las oposiciones de Secundaria y otros cuerpos de 2021, por este motivo se superarán los 348 tribunales de las oposiciones de 2019, en que para un número parecido de plazas convocadas se movilizaron 1.740 docentes examinadores titulares y 1.740 suplentes, que llegaron a una ratio por debajo de los 60 aspirantes por tribunal.

 

Imprimir article
Comenta aquesta notícia