El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha hecho este jueves un llamamiento a un acuerdo que permita aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2021 “a tiempo”, porque, según ha defendido, “si España acuerda, España gana“.

Sánchez, que se ha pronunciado así durante la presentación en València del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española financiado por la Unión Europea, ha dicho que los Presupuestos de 2021 están “perfectamente alineados” con este Plan, y su aprobación “a tiempo es fundamental para el correcto desarrollo” de esos proyectos.

“Todos somos conscientes de que no existe alternativa a unos Presupuestos de país”, porque la crisis del coronavirus afecta a todos, y “progresistas” como los que se han presentado, ha aseverado el presidente, por lo que ha instado a “trascender la miopía de las líneas rojas” y “los clásicos intereses enfrentados”.

Según Pedro Sánchez, “nada de eso cuenta frente a la urgencia y la excelencia” de los objetivos que se ha marcado en estos momentos de lucha contra el coronavirus la sociedad, y ha considerado que la pandemia puede constituir “una oportunidad de avance”.

“Estamos ante el mayor reto económico y social al que nos hemos enfrentado desde el restablecimiento de nuestra democracia, y por tanto si España acuerda, España gana”, ha afirmado el presidente, que ha pedido trabajar para “ganar el futuro” para este país, porque “hay cosas que no pueden esperar”.

Por otra parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reivindicado este jueves que España necesita en los próximos seis meses “la misma disciplina colectiva” que en la primera ola de la pandemia de covid-19 para volver a “derrotar” al virus, como se consiguió en la primera etapa.

Puig reclama que las autonomías dejen la queja y se guíen por el interés general

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha pedido este jueves que, ante la segunda ola de la pandemia de coronavirus, las comunidades autónomas actúen como lo que son, como Estado, y guiadas solo por el “interés general”, porque no es posible estar en la “queja permanente”.

Puig ha defendido que la cogobernaza obliga a las comunidades autónomas a asumir sus “obligaciones”.

Por tanto, ha afirmado que las comunidades actúen alejadas “de todo partidismo” y que se guíen “únicamente por el interés general”, por un motivo: “aquí no estamos para confrontar, sino para ayudar y proteger a los ciudadanos”.

A juicio de Ximo Puig, “ahora es momento de evaluar con bisturí y de responder, a cada momento y en cada lugar, con proporción y guiados por los expertos”.

El president ha insistido en que no hay que “centrifugar la responsabilidad” en las comunidades autónomas, ni por parte de gobiernos ni de oposiciones, ni situarse “en la queja permanente: en la queja cuando no nos oyen, y en la queja cuando sí nos dejan actuar”, porque eso “no es un ejercicio de madurez”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia