Cada 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes. Se trata de una enfermedad que va en aumento en los últimos años y que puede provocar graves complicaciones e incluso la muerte. A través de esta efemeride se trata de dar a conocer las causas, los síntomas y complicaciones de la enfermedad, así como los tratamientos.

El Día Mundial de la Diabetes se celebra desde 1991, promovido por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), que crearon esta campaña mundial ante el preocupante aumento en la incidencia de la diabetes alrededor del mundo.

La fecha del 14 de noviembre se escogió porque coincide con el aniversario de Frederick Banting quien, junto con Charles Best, concibió la idea que les conduciría al descubrimiento de la insulina, en octubre de 1921.

En 2007, Naciones Unidas celebró por primera vez este día tras la aprobación de la Resolución en diciembre de 2006 del Día Mundial de la Diabetes.

Lo que más preocupa a los profesionales de la salud es que desde 1980 el número de personas con diabetes en el mundo casi se ha cuadruplicado, sobre todo en los países de medios y bajos ingresos. Este peligroso aumento se debe en parte al aumento de personas con sobrepeso y obesidad y a la inactividad física en general.

Consecuencias de la pandemia

El codirector del Institute for Health and Strategy y exasesor de la OMS en temas de salud Rafael Bengoa ha alertado esta semana que la diabetes ha sido colocada “en stand-by” durante la pandemia de coronavirus, que ha tenido por tanto “un impacto negativo” en estos pacientes.

El experto en salud pública, quien participa este sábado en el Diabetes Experience Day Virtual, coincidiendo con el Día Mundial contra la Diabetes, ha afirmado además que el modelo actual de la gestión de la diabetes “está fragmentado, es pasivo e ineficiente y no proporciona la calidad y seguridad clínica esperables”, y sufre por tanto “el mismo mal” que las enfermedades crónicas.

Sobre el impacto de la covid-19 en los pacientes de diabetes, ha asegurado que “se está evidenciado que se han frenado los procesos”, ya que la diabetes durante la primera oleada de la pandemia fue colocada en modo espera, y solo ahora, y no en todos los países, se empiezan recuperar las citas y controles perdidos.

Según Bengoa, el problema actual de la diabetes es “la falta de proactividad y continuidad de cuidados”, pues “solo en pocos lugares se ofrece un control proactivo al paciente”, y alerta de que seguir desarrollando “ese modelo pasivo” no prepara para la siguiente crisis, ni sirve para prevenir las enfermedades crónicas, que causan “el 91 % de las muertes en España y en la mayoría de los países”.

No obstante, el experto considera que la segunda oleada de coronavirus debería ser una “oportunidad de cambio”, porque la pandemia “crea condiciones favorables para una gestión más eficaz de la diabetes en la fase post pandémica”.

“Las ventanas de oportunidad no duran mucho: se abren y se cierran”, alerta Bengoa, para quien en el ámbito de la gestión y política sanitaria “se pueden crear mejores condiciones para que esas iniciativas micro escalen y se conviertan en la regla”.

En definitiva, “no se trata de hacer más planes, sino de implementar los planes actuales, que ya están bien diseñados y argumentados, pero existen multitud de barreras a esa correcta implementación”, ha afirmado Bengoa.

AiDV ofrecerá un encuentro online

AiDV Asociación de Integración Diabetológica de Valencia, registrada en Bétera, ofrecerá a las 12.00 horas un encuentro online.

La Asociación de Integración Diabetológica de Valencia (AiDV), empieza a gestarse el 22 de julio de 2020, con la intención de apoyar, información y apoyo a diabéticos tipos Y e II, y a los grandes olvidados los diabéticos tipos III (familiares y amigos que no sufren diabetes pero, conviven con ella).

A continuación, adjuntamos el programa del encuentro, a la cual se puede acceder a través del siguiente enlace: (https://meet.google.com/xsq-syuh-oub).

Imprimir article
Comenta aquesta notícia