Un estudio de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche considera que la mayoría de los alimentos dirigidos a niños o adolescentes que existen en el mercado español no son saludables. Según esta investigación, son necesarias medidas comprometedoras que garanticen un alto nivel de protección de la población frente a la venta de productos no saludables.

El equipo BADALI de la UMH ha publicado un artículo en el que se estudian más de 3.000 alimentos presentes en el mercado en España, de los que el 17,5 % de ellos estaba dirigido a niños o adolescentes, según un comunicado de la institución académica.

Según el Modelo de Perfil Nutricional de la Organización Panamericana de la Salud, el 97 % se clasificó como no saludable. Además, el 62 % de los productos era rico en grasas; el 59 %, en azúcares libres; el 45 % en grasas saturadas, y otro 45 %, en sodio/sal.

El estudio señala que los alimentos con marketing dirigidos a niños o adolescentes tenían peor calidad nutricional que el resto. Esto se debía a un mayor contenido en energía, azúcares, sal y grasas saturadas. Por el contrario, tenían menor contenido de proteínas y fibra.

Los autores del trabajo observaron que muy pocos alimentos saludables se promocionaban para niños o adolescentes. Esto sucedía con las legumbres, la pasta, el arroz, los frutos secos al natural, el pescado o el marisco sin ingredientes adicionales.

Los resultados de este estudio están en sintonía con otros publicados en Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda, Brasil, Uruguay o Eslovenia.

Por consiguiente, según este trabajo, los alimentos con marketing dirigidos a niños o adolescentes en todo el mundo son, en su gran mayoría, no recomendables desde el punto de vista nutricional.

La comercialización de estos productos ha sido reconocida en Europa como uno de los factores de riesgo que contribuyen a la obesidad infantil y al desarrollo de enfermedades no transmisibles.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia