No te necesito, no te quiero. No quiero que estés en mi vida porque lo único que haces es hacerme más débil, más insegura de mi misma. Me haces quedarme atrás y no me dejas crecer como persona.

No te quiero, piérdete de vista. Porque muchas veces llega a nosotros y se apodera de nuestro interior por completo. Hace que seamos incapaces de hacer cualquier cosa. Si no sabes de lo que hablo, es muy sencillo: tan solo párate a pensar y pregúntate a ti mismo por qué no haces lo que quieres, por qué no eres capaz de estar con la persona a la que amas, por qué no te crees capaz de superar los peores momentos, por qué no eres valiente…

Querido miedo: esta te la dedico a ti, porque muchas veces has hecho que no haga, diga o incluso piense lo que realmente yo deseaba.

Pero has sido muy fiel y siempre has estado ahí, sobre todo en los peores momentos. Has hecho que me pensase las cosas muchas veces más de dos veces. Has hecho que purgase por todos los errores que había cometido.

Seguramente, ahora mismo estéis pensado que estoy loca. Realmente yo también me lo he planteado alguna vez, pero os puedo asegurar que no lo estoy. Simplemente estoy siendo realista. Porque las verdades no se pueden evitar y aunque lo intentemos siempre van acabar saliendo a la luz, nos guste o no nos guste.

Muchas veces no queremos sentirlo, pero realmente él es el que muchas veces nos pega ese susto que necesitamos para reaccionar, para darnos cuenta de lo que realmente nos puede venir por querer lo que nos apetece.

El miedo no es malo, te hace más fuerte y más valiente.

Él me ha ayudado a creer mucho más en mi misma, a tener esa fuerza y valentía que muchas veces me faltaba, a luchar por todas las cosas que quería y aún temiéndoles. Y solamente lo ha hecho retándome para ver si yo era capaz de superarle en muchas ocasiones en las cuales he salido victoriosa en la mayoría.

Y al igual que ha hecho esto conmigo, a ti te va a proporcionar todo esto y mucho más.

Seguramente, no sea la primera persona que diga esto, pero el miedo no es malo. Y aunque muchas veces te supere y no sepas afrontarlo y veas el final que te deparará y se apodere de ti… ¡No hay por qué preocuparse!

Después de todo lo pasado, te encuentras en el presente y después  llega el futuro y ya te adelanto que va a estar llenito de él. Pero también te digo que, gracias a él, serás una de las personas más valientes que hayas conocido nunca.

¿De verdad que no quieres sentirlo?

Vega Archer Rios
Imprimir article
Comenta aquesta notícia