(EFE) La directora de la residencia de ancianos Domus VI de Llíria ha sido finalmente imputada por el Juzgado de Instrucción número 1 de este municipio tras la ya conocida difusión de unas imágenes que podrían evidenciar posibles delitos contra la integridad moral de las víctimas.

Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, el juzgado no ha determinado todavía el tipo delictivo por el cual se ha producido esta imputación, si bien la Fiscalía Provincial señalaba recientemente estos hechos como posibles delitos contra la integridad moral.

Cabe recordar que varios medios de comunicación difundieron el pasado mes de septiembre unas imágenes en las que se puede ver a ancianos residentes de este centro atados a sillas, con llagas o desnudos, supuestamente desatendidos para comer e incluso abandonados tras caer al suelo. En este sentido, la Fiscalía Provincial de Valencia abrió diligencias de investigación el pasado 9 de septiembre ante la gravedad de las imágenes.

En un escrito remitido al juzgado, el fiscal indicaba que tras una investigación preliminar, las situaciones de abandono y desprotección a ancianos que parecen haber ocurrido en esa residencia “pueden ser constitutivos de varios delitos contra la integridad moral del artículo 173.1 del Código Penal”.

En consecuencia, el Juzgado de Instrucción número 1 de Llíria ha abierto una causa en la que, por el momento, consta como investigada la directora del centro y dos empresas, como personas jurídicas, implicadas en la gestión de dicho centro.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia