Bétera emprendió, hará cosa de menos de un mes, la XIII campaña arqueológica en el yacimiento romano y visigodo de l’Horta Vieja de Bétera. Este espacio fue habitado entre el siglo I e IX d. C.

Con esta campaña se pretendía equiparar el valor de las termas ya visitables a la zona norte del yacimiento todavía para descubrir.

Así, con la intervención se pretendía documentar los niveles de ocupación y estructuras constructivas de la época alto-imperial en el sector norte del yacimiento, zona donde la potencia estratigráfica era de más de 3 metros.

Durante la campaña, el más relevante, ha sido la excavación de un conjunto de siete pequeñas dependencias de planta cuadrada, para las cuales se presume un carácter agrícola, de las cuales cuatro están completas y otros tres solo parcialmente, que abren en una calle central empedrado de 10 m de largo por 1,55 m de ancho, orientada este-oeste y que ofrece un excelente estado de conservación, “digno de una calle pompeyana”, tal como han coincidido a afirmar el Arqueólogo, Josep Burriel y el catedrático de Arqueología de la Universitat de València, José Luis Jiménez.

Aunque los trabajos finalizan mañana viernes y se está a espera de la interpretación que pueda proporcionar el estudio de los resultados, los codirectores del proyecto, Josep Burriel y José Luis Jiménez, ya hablan que “es evidente que este sector funcionaría al mismo tiempo que el conjunto termal presidido por una grande natatio”. Por consiguiente, desde el punto de vista patrimonial, se trata de una importante novedad que incrementa el valor de este yacimiento de cara a su museización

Además, también se han recuperado objetos de gran interés arqueológico, como es una moneda de Cayo Julio Cesar Octaviano, el primer emperador de Roma, que fue acuñada en la colonia VICTRIX IULIA LEPIDA, después Celsa, en la actual provincia de Zaragoza; además de gran cantidad de fragmentos de ánforas, de cerámica común, algunos fragmentos de vidrio y objetos de hierro.

El próximo año 2021 se cumplen 20 años desde la primera de las campañas arqueológicas realizadas en la Vila Romana.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia