El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha reclamado este domingo, 6 de diciembre, para España “una reconexión emocional del todo con sus partes”, así como “sellar, de una vez, sus desgarros internos”. Para ello, ha defendido “una España de Españas” y un modelo territorial “polifónico y policéntrico”. El jefe del Consell ha añadido que también en la Comunitat Valenciana “esa vía superadora de centralismos y abierta a la diferencia enriquece el conjunto”.

Ximo Puig ha realizado estas declaraciones en el acto conmemorativo del Día de la Constitución. Durante el acto se ha hecho entrega de las Distinciones de la Generalitat por la Defensa de los Derechos y las Libertades Constitucionales 2020, que han recaído en los catedráticos Ernest Lluch y Manuel Broseta, ambos a título póstumo, y la ONG internacional Save the Children.

Durante su discurso, el jefe del Consell ha señalado que “las circunstancias nos obligan a dar una respuesta justa, social y ágil”, y que esa respuesta “no consiste en independentismos centralistas ni periféricos”. “El camino -ha asegurado- es la cogobernanza, es decir, un mejor gobierno compartido para servir a la ciudadanía con mayor eficacia”.

Para el president, “también en la Comunitat Valenciana esa vía superadora de centralismos, y abierta a la diferencia, enriquece el conjunto”. Y como muestra de ello ha asegurado que, en la situación actual, “ha sido crucial contar con la voz y la mirada de la ciudad de Alicante y de la provincia de Alicante en aspectos como los acuerdos de Alcem-nos para la recuperación de la Comunitat Valenciana”. “Por eso, hoy el debate territorial debe alinear las reglas con nuestra realidad actual y con nuestra visión de futuro”, ha afirmado.

Por su parte, la vicepresidenta del Consell y consellera de Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, también se ha referido a la cogobernanza, al señalar que “se ha revelado como altamente positiva para la gestión de los intereses públicos”. “En primer lugar”, ha añadido, “porque las miradas plurales siempre son más amplias que las uniformes. Pero también porque la codecisión es el fundamento de la corresponsabilidad”.

Además, la vicepresidenta del Consell ha manifestado que las decisiones “son más adecuadas y acertadas cuando se adoptan con medidas de proximidad”, para destacar seguidamente que “esta es la grandeza política del Estado de las Autonomías, que durante los últimos meses está respondiendo de forma muy eficaz a los retos provocados por la alarma sanitaria, económica y social”.

“Este año estamos redescubriendo que criar, cuidar i curar son las acciones sobre las que se asienta la vida y se sustenta nuestra propia esencia como especie”, ha subrayado

Retos para el nuevo modelo

El president de la Generalitat ha explicado que existen actualmente cinco retos a los que hacer frente: “superar la España macrocefálica del centralismo ineficiente, lograr la España equitativa de la financiación justa y la armonía fiscal, avanzar hacia la España cogobernada sin independentismos ni nacionalismos excluyentes, atender la España invisibilizada de tantas tierras olvidadas y oxigenar la España despoblada del invierno demográfico”.

Y para afrontar estos retos se ha referido a la necesidad de “dialogar, lo que exige voluntad, pensamiento, predisposición y empatía”.

Asimismo, Ximo Puig ha defendido la realidad plural y diversa tanto de la Comunitat Valenciana como de España, asegurando que “a una tierra hay que quererla tal y como es, no como a uno le gustaría que fuese, porque lo contrario es interés, dominio y opresión”.

Durante su intervención, el jefe del Consell ha destacado que la Constitución “cambió nuestro rumbo colectivo, para bien, con libertad, paz y democracia”, sin embargo 42 años después “nuestra arquitectura institucional y emocional precisa un cambio ‘de iure’, o ‘de facto”.

En este sentido ha reivindicado una actualización de la norma básica de todos los españoles indicando que “es insensato que nos constriña y paralice el miedo a actualizar un BOE de 1978”. Además, ha asegurado que no se trata “de unidad de destino en lo universal, de banderas, o de identitarismos, sino de derechos, de igualdad de oportunidades, y de una mejor adaptación al mundo nuevo, digital y sostenible, que se impone”.

Estado social

El president ha recordado que la Constitución comienza con la definición de España como Estado Social y que “este acento social abre la puerta de un instrumento decisivo para protegernos de la pandemia”. Es la Constitución la que consagra “el derecho a la protección de la salud” y reconoce el derecho “a la libertad, a la seguridad y a la dignidad personal, valores de los que emana un patriotismo cívico que inspira nuestro día a día”.

Asimismo, se ha referido a los principios, que reconoce la Carta Magna, de equidad y solidaridad “como lo más indivisible”; a la igualdad de derechos, de obligaciones y de oportunidades, como “lo más indisoluble”; y al respeto a la ley y a los derechos de los demás, “sin egoísmos, sin abusos y sin deslealtades”, como “lo más indisoluble que debe existir”.

El jefe del Consell ha destacado “la ineficacia de sobreactuar con oratorias inflamadas de patriotismo” y ha recordado las palabras de María Zambrano en las que aseguraba que “todo extremismo destruye lo que afirma”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia