“Yo conozco a Pilar Ros”

“Claro, no te no conocía, no todo el mundo conoce a todo el mundo. Ahora que te conozco, no me atrevo a juzgarte, qué temeridad juzgar personalmente a alguien. Nadie es, ni debe ser, juez de nadie. Pero ahora que te conozco y no te he juzgado, déjame decirte que aquellos «sueños de princesa» de hace cuatro años te pertenecen, tienes capacidad de trabajo, convicciones fuertes, honestidad y dignidad, sabes quién eres y de dónde vienes, justo lo que hace falta para transitar por este mundo de la política, donde, sí Pilar, aquí sí que te juzgan. Pues bien, lo tienes todo para que esos «sueños de princesa» se transformen en trabajo y se hagan realidad, si esto no ocurre, cosa que dudo conociéndote, los sueños no tienen sentido, porque Pilar, los sueños, sueños son. Pilar Ros es candidata a la Alcaldía de Bétera por el PSPV-PSOE. Vicent Sorlí.”

 

Este escrito fue publicado a finales de marzo del 2011,en la sección de “Cartas al director” del diario el Levante EMV. Un rinconcito destinado a las opiniones de los lectores y que por desgracia somos muy pocos los que lo leemos, y he querido incluirlo para reivindicar en la Pilar compañera, a la de siempre, firme y fiel con sus ideas. No sacamos buenos resultados en aquellas elecciones municipales del 2011, tan solo tres concejales, pero esto no fue ningún impedimento para que Pilar, utilizando su libreta, su lápiz de mina y su goma de borrar, hiciera un gran trabajo desde la oposición. Se leía todos los expedientes, anotaba con su lápiz el que políticamente le gritaba más la atención, se preparaba los plenos, y sus intervenciones estaban revestidas de ese sentido que tiene que tener la política: el de servir a todos y a todas. Fue una portavoz del grupo que estuvo a la altura del ideario de su partido político de siempre.

Cuando llego el momento, mi momento, seguro que te volveré a ver con tu lápiz, tu libreta y la goma de borrar, defendiendo a los más vulnerables, que es el que a tú más te gusta hacer, y volveremos todos juntos de nuevo a militar en esos proyectos que hacen que las situaciones cambian por el bien de todos. Ahí nos veremos.

Quisiera también recordar aquel agosto del 2017, donde tus amigos y amigas, con todo el aprecio del mundo te regalaremos un cielo de colores, y bajo ese cielo y bajo el cielo de agosto de Bétera desplegaste una sensual elegancia, respeto y devoción por la Fiesta que tú tanto estimabas.

Pilar, amiga, compañera, esa caprichosa y a veces cruel prontitud que tiene la vida, ha hecho que té hayas ido demasiado pronto, pero cuando llego mi momento te llevaré unos cuántos lápices, libretas y dos o tres gomas de borrar para continuar esa lucha para hacer realidad las utopías que nos hacen invencibles.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia