Cada 17 de enero es Sant Antoni. Todos los años, el domingo más próximo a esta fecha se celebra la bendición de Sant Antoni. Este año, ha coincidido exactamente el mismo día, pero la bendición de las mascotas de las vecinas y vecinos de Bétera no ha podido llevarse a cabo a causa de la pandemia de la Covid-19.

Normalmente, hacia las 12.00 horas, el recinto de la Alameda de la localidad acoge la tradicional bendición de los animales a cargo del rector de la Iglesia de la Purísima Concepción.

La hermandad de ‘La Dolorosa’ es quien siempre se encarga de colaborar con el rector en la bendición, dando los tradicionales rollitos a cada animal bendito. Además, el año pasado en esta fiesta también se involucró otra asociación, además de ‘La Dolorosa’ que llevó a cabo su tarea habitual. Se trata de la asociación de cavallistas, formada por unos 23 miembros. Ambos agrupaciones se encargaron de hacer entrega de los rollitos y varios regalitos para los animales benditos.

Así, en 2020 a las 10.00 horas, los cavallistas se concentraron a el Jonqueral de Bétera. Allí se invitó a un almuerzo popular a los cavallistas, carreteros y jinetes. Posteriormente a la misa habitual de los domingos de la Iglesia de la Purísima, tenía lugar la bendición. El recorrido se cambió y los cavallistas salieron en fila seguidos. La dulzaina y el *tabal fueron a por ellos  para acompañarlos hacia la bendición.

A banda, cada año, la Colla de Campaners de Bétera también realiza los toques de campana correspondientes a la celebración. Este año, solo tocarán para la misa siendo este el horario: tres quieres menores de aviso a misa (11.00, 11.15 y 11.30 horas), elevación y volteo menor final.

A continuación, adjuntamos una selección de imágenes de la bendición otros años (desde 2020 a 2014):

Imprimir article
Comenta aquesta notícia