(EFE) La consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha informado este martes de que su departamento ha detectado 233 casos cuya vacunación podía ser objeto de análisis por no ajustarse a los grupos de riesgo correspondientes contemplados en la primera etapa de vacunación, de los que 171 están “justificados” y 62 se investigan.

Barceló ha explicado en rueda de prensa que ha solicitado a Salud Pública la tramitación inmediata de diligencias y la apertura de expedientes para “acotar los hechos, las circunstancias y los sujetos” que se han vacunado de la covid-19 de forma indebida y la aplicación de sanciones si procede.

Según ha indicado la consellera, de los 233 casos detectados, 171 “están justificados” mientras que en otros 62 se ha procedido a investigarlos para “depurar responsabilidades”, 9 de ellos personas con responsabilidades políticas más el caso del fiscal jefe de Castellón.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia