El 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, promovido por La Organización Mundial de la Salud, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) y la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC). La finalidad de esta conmemoración es la de aumentar la concienciación y movilizar a la sociedad para avanzar en la prevención y control de esta enfermedad.

El diagnóstico precoz y las mejoras en las terapias, entre otros factores, han conseguido estabilizar la tasa de mortalidad asociada al cáncer y aumentar los índices de supervivencia. Así lo indican los últimos informes elaborados desde la Dirección General de Salud Pública.

Por eso, la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública mantiene su compromiso de continuar con las pruebas e intervenciones necesarias para su rápida detección (pruebas de cribado de cáncer de mama y colon o circuitos rápidos protocolizados) pese a la pandemia.

De hecho, el cáncer es, junto con los casos urgentes no demorables ni derivables, una de las excepciones a la suspensión de la actividad quirúrgica programada que se ha decretado en la Comunitat Valenciana para poder concentrar los esfuerzos del sistema sanitario valenciano en la lucha contra el coronavirus.

Es así porque el cáncer es una de las enfermedades con mayor impacto en la salud de la población en la Comunitat Valenciana, con un promedio de 75 nuevos diagnósticos al día. Es decir, alrededor de 27.300 valencianos/as reciben un diagnóstico de cáncer cada año, según los últimos informes. Por géneros, la incidencia del cáncer es 42% mujeres y el 58% restante, varones.

Esta tasa de incidencia, que se sitúa en 552,7 casos por 100.000 habitantes, ha experimentado un incremento del 3% en hombres y del 10% en mujeres durante la última década. Así, se estima que 1 de cada 3 hombres y 1 de cada 4 mujeres tiene riesgo de desarrollar cáncer a lo largo de su vida.

Los tumores más frecuentes entre los varones son próstata, pulmón, colorrectal y vejiga urinaria, mientras que los cánceres más frecuentes entre las mujeres son, por este orden, mama, colorrectal, pulmón y cuello uterino.
Las tasas de mortalidad se han estabilizado en los últimos diez años, probablemente por la detección más precoz de determinados cánceres, las mejoras en los tratamientos y la reducción del consumo de tabaco. Una disminución, la del consumo de cigarrillos, que sólo se advierte en varones.

De hecho, la creciente incorporación de la mujer al hábito tabáquico parece estar detrás del incremento del 66%, entre 2008 y 2017, en las tasas de incidencia del cáncer de pulmón en mujeres. Este aumento lleva aparejado un crecimiento de las tasas de mortalidad por 100.000 mujeres, en el mismo periodo, de un 46%.

Pese a este dato, la supervivencia es mayor en las mujeres y existe una tendencia hacia un ligero incremento a lo largo del tiempo. Si en el periodo entre 2004 y 2009, la supervivencia en mujeres enfermas de cáncer era del 58%, entre 2010 y 2015 subió al 63%. En varones, justo la mitad sobrevivía al cáncer entre 2004 y 2009, mientras que en el periodo de 2010 a 2015 la supervivencia se elevó al 53%.

“La investigación sobre el cáncer y su traslación a la práctica diaria abren una ventana a la esperanza para todas las personas de la Comunitat Valenciana afectadas por esta enfermedad. Por eso, en el Día Mundial contra el Cáncer, la Conselleria de Sanidad quiere reafirmar su apuesta por estar siempre al lado de todos los ciudadanos y ciudadanas”, ha indicado la titular del departamento, Ana Barceló.

La Organización Mundial de la Salud, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer y la Unión Internacional Contra el Cáncer conmemoran cada 4 de febrero el Día Mundial del Cáncer con el objetivo de aumentar la concienciación y movilizar a la sociedad para avanzar en la prevención y control de esta enfermedad.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia