El 9 de febrero se celebra el Día Mundial de la Mujer Médica con la finalidad de rendir un especial tributo a la doctora de origen inglés Elizabeth Blackwell, por ser la primera mujer en el mundo en recibir el título en Estados Unidos, y luego poder ejercer dicha profesión.

Elizabeth Blackwell fue una reconocida doctora nacida en Bristol en el año 1821, que a muy corta edad tuvo que emigrar a los Estados UnidosBlackwell se dedicó a la enseñanza, pero poco después que una amiga suya enfermara comenzó a interesarse por la medicina.

Después de muchos intentos para que la aceptaran en alguna universidad, fue la Geneva Medical College quien la aceptó, y finalmente logró convertirse en la primera mujer en recibir el título en esta especialidad en los Estados Unidos.

Blackwell se tuvo que enfrentar a duros retos por ser una época llena de convencionalismos y donde no era bien visto el papel de la mujer en un campo que sólo era privilegio de los hombres. Sin embargo, gracias a sus logros y luchas, hoy muchas mujeres alrededor del mundo, son reconocidas por su trabajo y profesionalidad en el área de la medicina.

En este día se suele recordar el papel importante de algunas figuras como las siguientes:

  • Metrodora (200 a 400 d.cc). Prestigiosa doctora de la antigua Grecia, quien escribió el texto titulado “Sobre las enfermedades y los cuidados de las mujeres”.
  • Gertrude Belle Elion (1918-1999). Especialista, quien a través de sus incansables estudios en la medicina, logró descubrir la primera droga para tratar la leucemia y, por ello, en el año 1988 ganó el Premio Nobel en Medicina.
  • Francoise Barré-Sinoussi (1947). Científica francesa que descubrió que el VIH era el causante del SIDA. Con su incansable trabajo, millones de personas infectadas con el virus han podido hacer frente a la enfermedad y tener esperanzas para algún día lograr erradicarla de forma definitiva.
Imprimir article
Comenta aquesta notícia