Otros lugares donde suelo o solía pasar alguna mañana que otro desde la salida del sol, puesto que es cuando empiezan a “entrar”, es a la pasarela que cruza de Quart de Poblet a la autovía de Madrid en València. Cuando entran a aterrizar desde arriba como aquel que dice, los puedes tocar la punta con la mano.

El espectáculo es de lo más atractivo, y quien de niño y seguramente en la actualidad cuando ve estos “aparatos” no piensa en el milagro de volar con naves de metal de tanta inmensidad.

Si os pasara por el ninguno ir, hay una aplicación para móvil que te dice las entradas y salidas a cualquier aeropuerto. Se llama FlightAware.

Ahora en estos tiempos de pandemia he pensado en ir pero la cadencia de vuelos es muy baja.

La semana que viene y la otra nos deleitaremos observando aves en el barranco Carraixet.

Texto e imágens de Ximo Asensi Alemany.
Imprimir article
Comenta aquesta notícia