El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, anunció este miércoles tras una reunión con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que el Gobierno se ha marcado el plazo de un mes para firmar el convenio que permitirá convocar las ayudas a las empresas aprobada en el pasado Consejo de Ministros.

Ximo Puig ha abordó además en este encuentro, celebrado en la sede del Ministerio de Hacienda, la “necesaria” reforma del sistema de financiación autonómica, un cambio de modelo que la ministra se ha comprometido a agilizar en los próximos meses, tal y como ha destacado el president.

El jefe del Ejecutivo valenciano, en declaraciones realizadas al término de la reunión, aseguró que “es necesario buscar un consenso respecto al nuevo sistema de financiación que garantice la suficiencia y el reparto equitativo entre las comunidades autónomas” para sostener los pilares del estado del bienestar y el apoyo a la economía productiva y el empleo.

“Es evidente que se necesita un amplio consenso para intentar conseguir el máximo apoyo tanto en el ámbito territorial como en el parlamentario”, señaló el president, que pidió “superar las reticencias, las confrontaciones y pensar en el interés general”, que no es otro que asegurar la igualdad de los ciudadanos y las ciudadanas, independientemente del territorio en el que vivan.

También indicó el president que la reforma del sistema de financiación es fundamental para la recuperación económica y ha apelado a la necesidad de un acuerdo que vaya más allá de las coyunturas y procesos electorales. “No se puede continuar bloqueando una reforma absolutamente urgente y necesaria”, manifestó.

Ximo Puig también trató con la ministra de Hacienda la puesta en marcha del fondo de 13.400 millones de euros de financiación extraordinaria para las comunidades autónomas para 2021 y trasladó que el Ministerio tiene la intención de activarlo de manera inmediata y con los criterios que establezcan la mayor equidad. Se trata de una “buena noticia”, dijo, que refleja el compromiso del Gobierno con las comunidades “en esta situación tan crítica”.

Con respecto al plan de ayudas aprobado por el Gobierno de España el viernes pasado y que supondrá para la Comunitat Valenciana al menos 650 millones de euros en ayudas directas para las empresas y la posibilidad de acceder a otros 400 en las líneas de apoyo financiero, el president trasladó a la ministra la necesidad de que la transmisión de fondos sea lo más rápida posible para poder agilizar el pago a las empresas.

El president también anunció que las comunidades autónomas tendrán cierta capacidad normativa para adecuar las ayudas dependiendo de la necesidad de sus sectores productivos.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia