La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, participó este miércoles en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud convocada por el Ministerio de Sanidad y presidida por la ministra Carolina Darias.

En el encuentro, en el que se abordó la nueva normativa para el uso de la mascarilla en todo el territorio nacional, Barceló anunció que la Comunitat Valenciana hará aportaciones a la Ley de Nueva Normalidad para que se regule el uso de la mascarilla en los espacios de playas de cara a la época estival.

La propuesta pasa porque los usuarios y usuarias de las playas estén exentos del uso de la mascarilla siempre y cuando se encuentren dentro de un perímetro de seguridad de dos metros de distancia con respecto a otros usuarios y usuarias y durante el baño.

La consellera ha insistido en que “sea cual sea la normativa los ciudadanos deben cumplir siempre las recomendaciones y normas establecidas por las autoridades sanitarias”, ya que “los buenos datos no pueden llevar nunca a la relajación del cumplimiento de las medidas”.

Por su parte, el president de la Generalitat, Ximo Puig ha asegurado que en espacios como las playas “no debería ser necesario” el uso de mascarillas ya que “los estudios dicen que son espacios seguros” porque cuentan con “ventilación”, que es “fundamental” para impedir contagios.

Puig ha indicado que hay “muchas medidas que se pueden aplicar” pero “los estudios dicen que son espacios seguros”, aunque “si se decide que se debe ir con mascarilla se debe hacer, porque es necesario cumplir lo que digan las autoridades sanitarias”.

En este sentido, ha explicado que la Generalitat tiene la voluntad de “dar estabilidad a las medidas que tomamos” y, por tanto, “no vamos a cambiar ninguna medida restrictiva hasta que acabe la Semana Santa”.

Después, ha agregado, “se evaluará la situación y se tomarán las medidas pertinentes”, pero “si no hacemos las cosas bien cambiará la tendencia”.

Por último, ha agregado que “no hay que generar debates respecto a una medida concreta” porque “no podemos marear a la ciudadanía”, ya que la situación “ya es bastante difícil y hay contradicciones obvias” y, por tanto, ha abogado por “dar la máxima estabilidad posible y no cambiar nada hasta que pase este tiempo”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia