La Diputación de Valencia ha llevado a la Comisión de Hacienda los 42.447.592 euros que aporta este año al Fondo de Cooperación Municipal, que se someterá a aprobación en el pleno del día 27, después de la cual cosa se ingresará en los 266 ayuntamientos y tres entidades locales menores de la provincia de manera inmediata. Esta cantidad, que duplica la aportación del Consejo en la provincia, se suma a los más de 17 millones de euros aportados por la Diputación en el marco del Pla Resistir para reactivar los sectores más afectados por la pandemia.

Los alcaldes y alcaldesas de todos los municipios conocen ya la cantidad exacta de la cual podrán disponer a partir del mes de mayo, después de haber sido informados mediante un mensaje personalizado enviado desde la corporación provincial, reforzando la comunicación directa con los consistorios por la cual apuesta el presidente Gaspar, quien considera el Fondo de Cooperación junto a la Generalitat “una herramienta que está resultando muy útil para impulsar el municipalismo y mejorar la financiación local con agilidad y eficiencia”.

Este plan es la principal partida en el capítulo de transferencias corrientes de la Diputación y junto al Plan de Inversiones deja cada año más de 120 millones de euros en los municipios valencianos, con el objetivo de garantizar la liquidez de los ayuntamientos, especialmente los más pequeños, y dar respuesta a las necesidades de los consistorios para ejercer esa autonomía local en la cual basa su gestión el presidente de la institución, Toni Gaspar.

Según explica el diputado de Hacienda, Vicent Mascarell, “esta importante asignación, que puede destinarse tanto a inversión como gasto corriente, será abonada en los ayuntamientos a comienzos de mayo, una vez aprobada la propuesta de distribución que, basada en criterios objetivos, llevamos al pleno de abril”.

Entre los criterios de distribución de la aportación extraordinaria de la Diputación, basados en la objetividad de parámetros como la población, destaca la corrección que realiza el área provincial de Hacienda para repartir el dinero con una parte fija, en función de las franjas de habitantes de cada municipio, y otra variable con el objetivo de beneficiar en las localidades más pequeñas.

La Diputación de València no dudó a sumarse a esta iniciativa de la Generalitat desde el primer momento y en los últimos años ha ido incrementando su aportación, en la línea de duplicar las transferencias a los consistorios “para continuar mejorando infraestructuras y servicios y, en consecuencia, la vida de las personas que habitan en las comarcas valencianas, incluidas aquellas que quieren continuar haciéndolo en pequeños núcleos de población del interior de la provincia”, apunta Mascarell.

El Fondo autonómico, al cual se han sumado las diputaciones de València y Castelló, promueve el equilibrio económico de los entes locales de la Comunidad y la realización interna del principio de solidaridad, a fin de contribuir al hecho que los diferentes núcleos y entidades de población cuentan con la dotación adecuada para la prestación de los servicios de competencia local.

De los 1,6 millones de València a los 51.000 euros de Sempere, el área de Hacienda que dirige Vicent Mascarell ha presentado la distribución del tramo provincial del Fondo de Cooperación en la comisión informativa previa al pleno que aprobará estas transferencias de la Diputación a los ayuntamientos.

Así, los municipios del Camp de Túria recibirán 3.359.771 euros.

Concretamente, Bétera recibirá 363.812 del Fondo de Cooperación Municipal de Diputación de València.

Más detalles en el siguiente enlace: https://www.dival.es/sala-prensa/sites/default/files/sala-prensa/Tabla%20Camp%20de%20T%C3%BAria.pdf

Imprimir article
Comenta aquesta notícia