Hoy toca dar las gracias al Ayuntamiento de Bétera. Metrovalencia nos arregló el descampado que delimita con Casa Nebot. Sembraron árboles, plantas. Pusieron bancos para sentarse y quedó una llegada a Bétera presentable y agradable.

Sentar a esperar el metro o descansar un ratito es un placer, pero no había papeleras y las ha puesto el Ayuntamiento. Hacían falta y es de agradecer. Ahora, desde el metro se ve la llegada muy bonita y pasa desapercibida la dejadez de Metrovalencia en las vías. Poco a poco y entre todos, el pueblo se verá limpio y aseado.

¡Gracias de parte de los vecinos!

Escrito e imágenes de Antonia Casellas
Imprimir article
Comenta aquesta notícia