La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública prevé destinar un total de 350.000 euros a ayudas para que los municipios combatan el mosquito tigre. Además, invertirá 50.000 euros más en vigilancia entomológica a través de un contrato con la Universitat de València.

El mosquito tigre es una especie que se está extendiendo por toda Europa y la Comunitat Valenciana no es una excepción, se detecta ya en el 85 % de localidades. Aunque este insecto puede actuar como vector transmisor de Chikungunya, Dengue o Zika, enfermedades con cuadros clínicos similares a la gripe, estos virus no circulan actualmente por España.

Una comisión ad hoc evalúa en estos momentos las solicitudes presentadas a la convocatoria de subvenciones dirigidas a municipios de la Comunitat Valenciana para la lucha contra el mosquito tigre.

Se trata de ayudas destinadas a aquellas localidades, directamente o a través de las mancomunidades y consorcios en los que estén integradas, en cuyo término se haya detectado la presencia de mosquito tigre o donde exista mayor riesgo de colonización.

Se han presentado unas 350 entidades porque sólo el 15 % de municipios valencianos está libre de este tipo de mosquito, mayoritariamente son pueblos de interior y algunas localidades aisladas donde no consta la presencia del insecto (se puede consultar el mapa en el siguiente enlace, donde se puede comprobar que Bétera también está marcada en rojo, como zona donde también se ha detectado el mosquito tigre:  mapa_mosquito_tigre_VAL.

La extensión de esta especie se atribuye, entre otros factores, a la movilidad de las personas (el mosquito vuela poco, pero llega lejos porque es habitual que se cuele en vehículos y aproveche para desplazarse).

En su periplo, si el mosquito tigre pica a una persona con Chikungunya, Dengue o Zika puede llegar a transmitir el virus a su descendencia (huevos y larvas) con el riesgo de multiplicar la población de mosquitos portadores de virus. La buena noticia es que los virus que causan estas patologías no circulan actualmente por España.

Además, debido a la pandemia por coronavirus, se han reducido mucho los viajes a regiones donde sí hay contagio activo de estos tres virus. De ahí que, hasta este mes de junio, no se hayan detectado casos de arbovirosis en la Comunitat Valenciana.

En 2019, sí hubo 27 casos de dengue en la Comunitat Valenciana, pero todos importados. En 2016, también llegaron a la Comunitat personas que habían viajado a zonas con contagio activo y habían contraído Zika. Todas las infecciones se detectaron precozmente y se encapsularon para evitar su propagación.

Ahora bien, no solo se actúa cuando hay casos declarados de virus, sino que las subvenciones se destinan a disminuir las poblaciones de mosquitos en zonas urbanas de forma continua desde primavera, en verano y otoño, mediante tratamientos preventivos biológicos que actúan de forma selectiva sobre las larvas del mosquito.

También se realiza una vigilancia periódica de las poblaciones en los municipios de la Comunitat Valenciana a través del Laboratorio de Entomología y Control de Plagas, así como asesoramiento a la administración de la Generalitat Valenciana y local.

En el ámbito doméstico, también se pueden adoptar medidas contra el mosquito tigre. Se recomienda, por ejemplo, eliminar objetos al aire libre que puedan acumular agua, mantener secos los platos de macetas, evitar la acumulación de agua en espacios (agujeros u oquedades de árboles) y mantener limpios los desagües o canalones.

Asimismo, se aconseja garantizar la ausencia de mosquitos y otros organismos en acúmulos de agua, así como realizar un buen mantenimiento de estanques o fuentes ornamentales.

Sobre los repelentes cutáneos, conviene priorizar el uso diurno (el mosquito tigre suele picar de día), en el exterior y cumpliendo estrictamente las instrucciones del fabricante, así como repetir su aplicación tras el baño o la práctica intensa de deporte.

Además, los adultos deben ser quienes apliquen el producto a la población infantil para evitar que esta, con las manos impregnadas, se toque los ojos o la boca.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia