La consellera de Sanidad en la Generalitat Valenciana, Ana Barceló, pedirá esta tarde al Consejo Interterritorial de Salud una “flexibilización” de la norma que regula el uso de las mascarillas en espacios públicos para que se levante su obligatoriedad en espacios al aire libre, como zona naturales y playas, pero no considera oportuno, por “prudencia”, su eliminación en la calle.

Barceló ha considerado, en declaraciones a los periodistas en el centro de salud de Nazaret en València, que ante el buen ritmo de la vacunación y la incidencia acumulada – que en la Comunitat Valenciana lleva varios meses por debajo de 50 casos por cada 100.000 habitantes- “es el momento de proponer que empecemos a estudiar cómo flexibilizar una norma que en estos momentos es por ley”.

La consellera ha precisado que la Comunitat no pedirá su eliminación generalizada en la calle cuando se pueda mantener la distancia de seguridad, pero sí en determinados espacios, como en las zonas naturales y las playas.

“Las comunidades que vivimos en el litoral y tenemos mar sabemos que los días de verano llevar la mascarilla va a ser complicado, también en zonas de naturaleza”, ha señalado.

A su juicio, es necesario flexibilizar la norma del uso de mascarillas, que cuando se aprobó, el pasado mes de marzo, “no tuvo en cuenta el camino hacía el que íbamos”, en relación con el ritmo de vacunación y la incidencia acumulada, por lo que reclama una “norma flexible que nos permita abordar el levantamiento de la medida con todas las cautelas y pensando que esta pandemia no ha finalizado y la transmisión continúa”.

Dicha norma, ha concluido Barceló, “debería tener una especie de semáforo pero también normas generales de cuándo podríamos prescindir de esa mascarilla”.

La mascarilla, ha precisado, “es una de las medidas que se ha revelado como una de las que impiden la transmisión del virus y nos permiten socializar” y “como una medida no farmacológica ha sido de gran ayuda para evitar la transmisión”, por lo que considera que se ha de ser “prudente” en cuanto a su eliminación en espacios públicos abiertos.

Preguntada sobre si la Generalitat tiene prevista una fecha “deseable” para ello, ha respondido que “queremos pensar en general y contar con una norma flexible que nos permita abordar el levantamiento de la medida con todas las cautelas y pensando que esta pandemia no ha finalizado y la transmisión continúa”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia