La orden del Ministerio de Sanidad por la que se elimina la obligatoriedad de usar mascarillas en la vía pública y en espacios al aire libre ha entrado en vigor esta medianoche, cuando arranca el día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado: clic aquí.

La orden mantiene, no obstante, la obligatoriedad del uso de la mascarilla al aire libre cuando se produzcan aglomeraciones y no se pueda mantener una distancia mínima de 1,5 metros de distancia entre personas, salvo grupos de convivientes.

Por su parte, el president de la Generalitat, Ximo Puig, ha alertado  de que “no es el adiós definitivo a la mascarilla”, sino que se dice adiós a la mascarilla “en circunstancias muy determinadas”.

Puig ha señalado que se va a poder dejar de usar la mascarilla en la playa, en espacios naturales o al aire libre si no hay contacto, pero seguirá siendo obligatoria cuando haya aglomeraciones o no se pueda respetar la distancia interpersonal, pues aún está en juego que “muchas personas acaben en el hospital”.

Ha insistido en que la mascarilla hay que llevarla cuando se tenga alguna duda sobre si se debe llevar o no, y ha reivindicado que “ha salvado miles y miles y miles de vidas”, por lo que hay que ser conscientes de que el coronavirus sigue entre nosotros y aún no se ha superado la pandemia.

“Estamos mucho mejor y cada día que pasa, con esta ofensiva de la vacunación, vamos a mucho mejor, pero aún no está superada en absoluto la pandemia y por tanto hay que ser muy prudentes”, ha manifestado el president, quien ha insistido en que hay que actuar “con mucha, mucha prudencia”.

Preguntado sobre la regulación del público en los estadios de la Comunitat Valenciana para la próxima temporada, Puig ha indicado que se va a estudiar “bien” la regulación que ha hecho el Estado, pero ha insistido en que se va a continuar con una apertura “progresiva, no disruptiva” y a intentar garantizar la seguridad.

Asimismo, ha manifestado que el uso de la mascarilla en lugares con aglomeraciones de gente es “absolutamente imprescindible todavía”.

Por su parte, la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha insistido en que las personas vulnerables, las que tienen más edad y las que no están vacunadas por cualquier razón “si que sería recomendable que se autoprotegieran y protegieran al resto a través del uso de mascarillas”

“Que sea permitido no llevarla no quiere decir que sea obligatorio no llevarla”, ha insistido para afirmar que “si aguantamos un poco más, a lo mejor nos cuidamos mejor”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia