Desde el área municipal de Derechos Sociales de Bétera se quiere, un año más, rendir homenaje a las personas mayores que este año celebren su boda de oro.

Si este 2021 hace 50 años que algunos vecinos de Bétera se casaron, pueden celebrarlo con un homenaje realizado desde el consistorio.

Las parejas interesadas a formar parte del citado homenaje tendrán que acudir hasta el próximo 9 de Julio al área de Derechos Sociales, situada en el edificio de Casa Nebot (c/ Estación, n.º 5) y dejar su número de contacto.

La celebración se llevará a cabo cumpliendo todas las medidas sanitarias establecidas y siempre que no haya restricciones que no la permiten.

Como curiosidad, hay que mencionar que la tradición de celebrar la boda de plata o de oro se originó en la Alemania medieval, en la cual si una pareja de casados conseguían celebrar el vigésimo quinto cumpleaños de su casamiento, la mujer era presentada por sus amigos y vecinos con una corona de plata. Este acto era para felicitarlos por la buena fortuna de haber prolongado la vida de pareja durante tantos años. También era un reconocimiento al hecho de haber disfrutado de una relación armoniosa. En cuanto a la celebración del quincuagésimo, la mujer recibía entonces una corona de oro. Estos cumpleaños fueron desde aquel momento, conocidos como la boda de plata y el día de boda de oro, respectivamente.

Con el paso del tiempo el número de símbolos usados se ha incrementado y la tradición alemana de asignar regalos específicos que tienen conexión directa con cada una de las etapas de la vida se ha expandido por todo el mundo occidental.

Estaba prohibido regalar perlas a una novia, puesto que representaban llanto en el matrimonio. Exhibir perlas el día del casamiento era señal de mala suerte, puesto que las perlas se asemejaban a las lágrimas, de forma que la gente creía que la novia lloraría durante todo su matrimonio. Sin embargo regalar diamantes, por su pureza y dureza, daba buena suerte.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia